02
dic
Ideal

Si existe una correlación entre la llamada ‘ libertad económica‘, es decir la eliminación de obstáculos a la iniciativa privada, y la prosperidad de un territorio, Andalucía no sale muy bien parada. La idea de ‘libertad económica’ es promovida por el ‘think tank’ neocon Civismo, que ha realizado un informe sobre la situación de España en 2013, en el que viene a colegir que el fracaso de algunas regiones se debe a esta dependencia de lo público y según el cual Andalucía es la penúltima de las comunidades españolas.

La mayoría de los indicadores estudiados muestran «una intensa actividad económica regulatoria, que limita la actividad económica, y una dimensión del sector público mayor que la media», salvo en los indicadores Vivienda y Deuda Pública, indica ‘Civismo’, un grupo patrocinado por The Heritage Fundation, vinculada al Tea Party, cuyo presidente, Julio Pomés, defiende un estado residual, con escasa presión fiscal y un mínimo de gasto en servicios públicos.

El informe, presentado el pasado jueves a escala nacional, en Madrid, indica que el «Índice de Libertad Económica’ (ILE) de Andalucía se encuentra muy por encima de la media de las comunidades autónomas (+41%) .No obstante, dice que su situación ha mejorado levemente respecto al año anterior, porque la desviación respecto a la media en 2011 era del 54%.

El ‘think thank’ asegura que Madrid, La Rioja, Canarias, Murcia,Valencia y Baleares son, en este orden y de mayor a menor, las autonomías con más libertad económica , mientras Asturias, Andalucía y Extremadura como las menos liberales.

La obra analiza doce indicadores (gasto, deuda, impuestos, educación, sanidad, transferencias) y asegura basarse en estadísticas acreditadas.

Indica que de los 2,78 millones de ocupados que hay en Andalucía, 253.914 trabajan para el gobierno regional, y aunque la cifra ha bajado, la posición de la comunidad empeoró porque las demás lo han hecho en mayor cuantía.

Reseña la evolución positiva de la deuda pública, cuya ratio con el PIB es del 9,5%, por debajo de la media, que asciende al 11,2%, y lo atribuye al mayor endeudamiento de otras regiones.

También ha mejorado el indicador de gasto público, que ha pasado del 66% al 36% y lo ha hecho asimismo, levemente, el esfuerzo fiscal, donde se registra que el IRPF tiene un peso similar al del IVA.

Resulta llamativo que en materia de vivienda el informe diga que la presencia pública es media-baja y que ha mejorado su posición respecto a otras comunidades, de la octava a la quinta posición, lo que significa que Andalucía tiene una ratio de viviendas de protección oficial con relación a la población en la media de las demás regiones.

Libertad Económica recoge asimismo una alta regulación en materia de Sanidad, tanto para autorizar centros sanitarios comopara instalar farmacias u ópticas. En Educación también se registra una elevadapresencia del sector público, acentuada en los últimos años.

Es asimismo elevada la regulación en materia de comercio y llega a ser la más intervencionista en materia de descuento duro y horarios comerciales, aunque no lo es en grandes superficies y establecimientos medianos, donde tiene una posición baja, ni en tasas, donde su posición es media. La regulación en este sector ha crecido del 54% al 60% en dos años.

Más impuestos que en el resto de España

Una familia andaluza paga por IRPF 3.361 euros,mientras en Madrid pagaría sólo 2.720, según el estudio de Civismo. La diferencia es aún mayor en donación de inmuebles, pues en Andalucía el pago tipo sería de 27.391, mientras que una familia similar en el PaísVasco o Aragón no pagaría nada.

El indicador de impuestos de Andalucía, según Libertad Económica, es el segundo más alto de todas las comunidades y ha empeorado desde 2011, fecha del anterior estudio.