28
ene
Civismo

El financiero Javier Echenique afirmó que en el proceso de reordenación del sector bancario “ninguna entidad de depósito, excepto el Banco de Valencia, controlado por una caja, ha recibido dinero público”. Es muy difícil crecer aceleradamente en una empresa que gestiona riesgos. La expansión de las cajas en zonas geográficas menos conocidas derivó en una pérdida de solvencia que dejó en evidencia la visión estratégica de estas entidades, en comparación con la banca en su conjunto.

Javier Echenique fue invitado por el Think Tank Civismo para explicar la situación del sistema financiero e inspirar nuestras decisiones relacionadas con este sector. Lo primero fue aportar datos macroeconómicos para explicar el impacto de la crisis española, analizando brevemente los cambios que se habían producido a nivel bancario especialmente, desde el comienzo del 2007 hasta nuestros días. Echenique reconoció que se podía haber hecho mejor en todos los sentidos para evitar el pésimo marco económico. ¿Las claves? Haber reaccionado pronto, con más transparencia y contundentemente.

El mal de las cajas de ahorro

Echenique comentó que “hay algunos que preguntan por qué se abrió la mano en el 88 y se permitió crecer a las cajas fuera de sus territorios naturales”. Si bien él considera que esta expansión se encuentra en el origen del “mal de las cajas”, también puntualizó: “No sé cuál es la solución. Ojalá no se hubiera abierto la mano, vista la situación”. Aunque el ponente destacó la excepción del buen hacer de la Caixa, reiteró que a la mayoría de las cajas de ahorro, el proceso de expansión les ha costado mucho dinero, pérdida de solvencia y en algunos casos, su propia supervivencia.

Sí al euro pero con mejor gobernanza europea

En palabras de Echenique, “el guirigay político que hay es un lío”. La inestabilidad en la gobernanza, con los últimos casos de corrupción, constituye un grave problema por lo que en sí mismo representa y por la imagen que ofrecemos a la “galería internacional”, que se agrava cada vez más cuando estábamos empezando a sonreír porque los inversores extranjeros estaban volviendo a confiar en nuestro país. Es cierto que hay un proceso de ajuste y un programa de reformas estructurales que ya está en marcha (según la OCDE puede suponer en 10 años una mejora del 14% del PIB). Sin embargo, según el ponente, debería haber una concertación en lo básico, en la recuperación económica, y aquí “la Unión Europea también tiene responsabilidad”. Eso sí, partiendo de una Europa libre de mecanismos complejos, lentos y burocráticos.

Impuesto de patrimonio

El financiero se pronunció también sobre el impuesto de patrimonio. Aunque aseguró que no es partidario de esta carga fiscal, reconoció que puede tener sentido que se trate de incrementar el ingreso en una situación de crisis. Sin embargo, advirtió que hay que tener cuidado con estos impuestos porque “al que ha ahorrado le cae el impuesto y al que no ha ahorrado, no”. Además, añadió: “No creo en él a largo plazo, no creo que sea justo. Veo más justo el impuesto de la renta y no este híbrido. Los que contribuyen a generar riqueza acaban hartándose”.

Ir a descargar

 

 

Presentación PPT de la conferencia
Texto de la conferencia
Javier Echenique en NavarraTV