02
jun
Diario de Extremadura

Uno de los factores que más contribuye a superar la recesión es aumentar las exportaciones, reto que exige ser competitivo a nivel global. Dejaré al margen el sector primario (agrario) y el de los servicios que incorpora el turismo, y me centraré en la industria, por ser la fuente de riqueza que caracteriza a las regiones avanzadas.

Para que nuestros productos tengan salida en el mercado exterior, resulta imprescindible que su tecnología sea más próspera que la de los fabricados por los dragones asiáticos, quienes siempre tienen unos costes laborales inferiores. Para competir globalmente es clave anticiparse, innovar y saber vender. Cuando el tejido industrial sea obsoleto, convendrá favorecer la ‘destrucción creativa’, es decir, no seguir gastando en empresas inviables e invertir ese ahorro en actividades innovadoras. Para lograr este objetivo, habrá que actualizar la formación de los empleados. Las comunidades autónomas mejor situadas en los tres últimos rankings de ‘Regional Innovation Scoreboard’, publicados por la Comisión Europea, son País Vasco, Navarra yMadrid. Justamente estas regiones son las que tienen un Producto Interior Bruto (PIB) per cápita más alto. Las comunidades peor situadas en innovación son Canarias y Baleares, algo lógico por dirigir su economía hacia el turismo.

España va bien en las exportaciones. Estas crecieron en el primer trimestre de 2013 un 3,9 % interanual y el sector exterior ya representa más del 30% del PIB, cifra solo superada en la UE por Alemania. La tasa de cobertura, que es el mejor indicador de las exportaciones, se define como el porcentaje de importaciones que pueden pagarse con las ventas a otros países durante un mismo período de tiempo. Si tomamos la total, Extremadura es la comunidad líder en exportaciones netas gracias al peso que tienen en esa región la agricultura, la ganadería y las materias primas. Aunque si solo tenemos en cuenta los bienes de consumo, materias primas, productos industriales y bienes de equipo, los territorios que más exportan son Cantabria, Navarra (automóviles), La Rioja (vino), Aragón (automóviles) y el País Vasco.

De acuerdo con los estudios de esfuerzo fiscal de distintos institutos públicos y privados, País Vasco, Navarra y Rioja tienen algo en común: son las que tienen los impuestos más bajos de España. La correlación entre exportaciones y sector industrial es muy alta (0,662), lo que corrobora que su impacto es mucho mayor que el de los productos agrícolas en el conjunto nacional.

Estos meses se están presentando oportunidades de inversión que están siendo muy cuestionadas, como las minas de oro en Galicia y el ‘fracking’ en Cantabria. Algunos ciudadanos, sin embargo, aducen que no son oportunidades para los naturales, sino para técnicos extranjeros. Sin embargo, cada uno de estos puestos ligados a la alta tecnología genera 4,3 puestos de trabajo en la economía local, y suponen la única posibilidad de desarrollar un tejido productivo basado en la I+D (investigación y desarrollo) para que los jóvenes más formados no tengan que emigrar. Cantabria es la tercera región que más industria ha perdido con la crisis y las técnicas de ‘fracking’ para extraer hidrocarburos pueden ser su gran oportunidad. Recordemos que el equilibrio de la balanza comercial se ha conseguido más por la drástica caída de las importaciones, y no realmente por unas exportaciones basadas en la industria de tecnología avanzada.


Deja un comentario


Otro contenido sobre #Innovación