22
mar
Vocento

La alarma generada por el coronavirus lleva a preguntarse por la calidad de las prestaciones sanitarias de las comunidades. Salud, educación y servicios sociales deben resultar iguales para todos los españoles, independientemente de dónde vivan. Por ello, los ciudadanos tenemos el derecho a exigir que nuestro bienestar en estas tres áreas se asemeje.

Al estar cedidas las competencias de salud a las regiones, sus políticos a veces priorizan el gasto según les convenga. Pueden preferir, por réditos electorales, destinar el presupuesto a la construcción de un polideportivo antes que aumentar la capacidad de las UCI. Sin embargo, cuando llega una emergencia sanitaria y estas se desbordan, el ciudadano se indigna. Entonces, comprueba que el político se ha comportado como un irresponsable. Decía Warren Buffett: «Solo cuando baja la marea, se sabe quién nadaba desnudo».

El Covid-19 nos ha hecho ver la realidad: que en algunas comunidades se ha invertido con acierto, mientras que en otras el dinero dedicado a la salud se ha ido en otros gastos que no tenían suficiente justificación. El ranking de hoy clarifica las ratios de médicos y camas hospitalarias.

Si se analiza el gasto sanitario por habitante, la región que más recursos invierte es País Vasco (1.708 euros), seguida de Asturias (1.634), Navarra (1.624) y Aragón (1.507). En el extremo contrario se sitúan Andalucía (1.155), Cataluña (1.167), Madrid (1.185) y Murcia (1.252).

Fuente: Vocento

Respecto al número de médicos por cada mil habitantes, el primer puesto lo ocupa Navarra (5,7), cifra tan alta por la numerosa plantilla de la prestigiosa Clínica Universidad de Navarra; el 2º, Aragón (5,3); el 3º, Madrid (5,0); el 4º, Asturias (4,4); y el 5º, el País Vasco (4,1). La comunidad que tiene más camas por cada mil personas, contando centros públicos y privados, es Cataluña (4,51). Le siguen Aragón (3,98), Castilla y León (3,92), Asturias (3,7) y País Vasco (3,63).

Si se da el mismo peso a las tres variables y se reestructuran para que sus valores puedan compararse, la región mejor dotada es Navarra, seguida de Asturias, País Vasco, Castilla y León y Aragón, mientras que las que parecen disponer de menos medios son Andalucía, Castilla-La Mancha, Valencia y Murcia.

Aparte del envejecimiento, hay otro factor que incrementa la vulnerabilidad de los contagiados: la prevalencia de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en los últimos ocho años. Los lugares con una incidencia mayor de esta insuficiencia respiratoria son Cataluña, Extremadura, Galicia y Madrid, y donde hay menos casos, Asturias, Andalucía, Murcia y La Rioja. Pero para no contagiarse, lo mejor es… ¡la cautela de quedarse en casa!


Leave your comment