21
mar
Navarra.com

Un informe elaborado por el think tank Civismo revela que hay una diferencia de hasta 842 euros anuales entre lo que tributa una persona con hijos a su cargo en Navarra y País Vasco. Esta comparativa no es casual: el de Navarra es el gobierno que más impuestos cobra a las familias con hijos, mientras que el de País Vasco es el que les brinda un mejor trato.

Según este dossier, si consideramos las diferencias entre las distintas autonomías, nos encontramos con que una renta bruta de 26.162 euros que tiene dos hijos a cargo se puede ahorrar hasta 2.335 euros si reside en el País Vasco. En el caso de Navarra, las deducciones se limitarían a 1.493 euros.

Lamentablemente, los contribuyentes navarros que tienen hijos soportan una carga tributaria que supera holgadamente el nivel de impuestos de otras autonomías. El Gobierno de Navarra debería afrontar una reforma fiscal orientada a reducir el esfuerzo fiscal y tendente a aprobar importantes reducciones de los impuestos directos para aumentar la renta disponible de los hogares y contribuir al desarrollo de las familias, especialmente de las familias numerosas, las grandes olvidadas y marginadas por todos los gobiernos.