Civismo se erige como un cauce de participación que aglutina a profesionales independientes, procedentes de diversos ámbitos y con trayectorias muy distintas. La pluralidad de sus miembros permite que convivan sensibilidades complementarias, que se enriquecen entre sí, y que permiten representar con mayor fidelidad a la sociedad civil.

Es el encargado del desarrollo y ejecución de los distintos proyectos desde un enfoque multidisciplinar, que comprende la economía, las finanzas, el derecho, las políticas públicas, las relaciones internacionales y la comunicación.