Civismo se erige como un cauce de participación que aglutina a profesionales independientes, procedentes de diversos ámbitos y con trayectorias muy distintas. La pluralidad de sus miembros permite que convivan sensibilidades complementarias, que se enriquecen entre sí, y que permiten representar con mayor fidelidad a la sociedad civil.

Sus miembros cuentan con una privilegiada visión de conjunto de
los problemas a los que se enfrenta la sociedad española, por lo que son los responsables
de marcar las líneas maestras que en cada momento sigue nuestra labor investigadora.