29
jun
Navarra Confidencial

Como todos los años por estas fechas, el think tank Civismo acaba de publicar su último informe sobre el Día de la Liberación Fiscal. Si viviéramos en Ceuta, Melilla, La Rioja, Canarias, Murcia, Castilla-León, Galicia, Aragón, País vasco, Asturias, Extremadura, Madrid o Andalucía, ya habríamos celebrado esa fecha o estaríamos en ella. Por el contrario, siendo navarros, nuestro día de la Liberación Fiscal se retrasa hasta mañana 30 de junio, de ahí nuestro título.

El cuadro que acaban de ver, siendo interesante, lo es todavía más cuando lo comparamos con el cuadro de la Liberación Fiscal de 2015. Con la llegada del cuatripartito y el ejecutivo de Uxue Barcos observamos dos cosas: que la Liberación Fiscal de Navarra se ha retrasado y la de los demás se ha adelantado.

Cabe destacar que el informe sobre el Día de la Liberación Fiscal se calcula sobre el salario medio. Es decir, que si hoy o mañana es el Día de la Liberación Fiscal y estamos a 29 de junio, eso significa que en general, el asalariado medio, no por tanto los ricos, trabaja la mitad del año para pagar impuestos. O lo que es lo mismo, la mitad del salario se nos va en cotizaciones sociales e impuestos.

Así, como señala el informe, el contribuyente medio español dedica 178 jornadas de sueldo a pagar impuestos, con la siguiente distribución: 102 días destinados a las cotizaciones sociales, 36 a cumplir con el IRPF, 25 a abonar el IVA, 11 a contribuir por Impuestos Especiales, y 5 a otros gravámenes (IBI, Patrimonio, Matriculación, etc).

En el siguiente cuadro, pese a las subidas de impuestos del cuatripartito, aparentemente Navarra sigue gozando de una fiscalidad comparativamente baja para los contribuyentes con un hijo. Por el lado negativo, no existe un cuadro similar en los informes de años anteriores para poder determinar cómo de perjudicados resultan los contribuyentes navarros tras las subidas frente a los años pasados.

La última gráfica que les vamos a mostrar pone de manifiesto que los ricos, entendiendo como tales las rentas superiores a 150.000 euros, contrariamente a lo que se dice pagan y pagan mucho. En Navarra, además, es donde más pagan. Habrá a quien le parezca muy bien esa circunstancia, pero cobrar a los ricos más que en el entorno tiene un riesgo, y es que los ricos se vayan de Navarra y se domicilien en el entorno. Así, por ejemplo, observamos con Madrid una preocupante diferencia de 4,5 puntos.

Es posible que un dato les haya llamado la atención y es que, si la liberación fiscal media se produce a mediados de año, la liberación fiscal de los ricos se produce en fechas bastante similares. ¿Cómo es posible esto? Pues, como hemos visto, no porque los ricos paguen poco, ya que pagar la mitad de lo que se gana es pagar mucho, sino porque todos, incluidos los que no somos ricos, pagamos mucho. Ahora bien, puestos a encontrar la razón técnica de esta circunstancia, cuando en el IRPF parece que hay unos tramos y una progresividad evidente, la explicación, como pone de manifiesto el propio informe de Civismo, se encuentra en las cotizaciones sociales, que son muy altas para todos y en cambio apenas son progresivas.