30
oct
Diario de Navarra

Marisa Poncela García (Pamplona, 1960) está al frente del comercio exterior e interior de España. Secretaria de Estado de Comercio, en su día a día, mira de reojo la marcha de su tierra. Poncela protagonizó una jornada el pasado viernes de la entidad Think tank Civismo con representantes del comercio navarro. Las exportaciones de España van al alza, pero las de Navarra a la baja. En 2016 cayeron un 1,4%.

¿Qué nos está pasando? 

Es preocupante, sí. Pero quiero ser positiva. Navarra es una provincia con un carácter netamente exportador. En 2016 supuso el 3,3% del volumen de todas las exportaciones de España. Pero en estos momentos está en el 2,9%. Eso es debido, fundamentalmente, a que la partida de automóviles y de componentes de automoción ha caído por el gran peso que tiene Volkswagen en las exportaciones navarras. La caída se explica en que VW está cambiando de modo de Polo, algo coyuntural. Pero lo que me preocupa es el resto de partidas, sobre todo la partida de bienes de equipo (maquinaria) que está bajando.

¿Qué observa?

Que en el resto de España, los exportadores de bienes de equipo están creciendo. ¿Por qué en Navarra baja? Es algo que no tiene sentido y que me gustaría entender. No debería estar produciéndose. Al sector agroalimentario, que es el tercer insumo en importancia en el comercio exterior de Navarra, también crece y lo hace a tasas similares al resto de España.

Exactamente, ¿qué peso tiene Volkswagen en la exportación?

El sector del automóvil cerró el año pasado en un 44,5% de todas las exportaciones navarras. Este año, en agosto, los últimos datos oficiales, está en el 41%. La parte positiva es que hay una empresa que tira de la economía. Pero tiene de negativo que estás excesivamente concentrado en una empresa y, por tanto, tienes riesgo. Navarra tiene que aumentar la diversificación de sus productos de exportación. Y diversificar los mercados a los que exporta. Tiene una industria agroalimentaria muy potente y su volumen tendría que crecer más.

¿Dónde deberíamos estar que no estamos y dónde estamos de sobra?

La exportación navarra va en un 71% a países de la Unión Europea. En España es el 65%. Hay mayor concentración en la UE que el resto de España. La UE no es la zona europea que más esté creciendo ni en población ni en renta. Está muy bien exportar allí, pero hay que ir más hacia Asia, norte de África o América, porque es donde se están produciendo tasas de incremento de renta muy superiores a Europa. Y de población. Hay mucho que avanzar en ellos. No pinta una ‘foto’ muy atractiva. Es que, en estos momentos, Navarra está débil. Es decir, en el resto de España crecen en exportaciones y Navarra decrecen. Navarra es una región próspera y está ajustada a la media de la UE. Por eso hay que cuidar a Navarra. Si hacemos políticas erróneas… Esto es muy frágil y se puede perder la posición que tenemos. Me preocupa que el tejido empresarial, que es potente, tendría que ser más exportador.

Aconseja diversificar productos y países ¿alguna otra recomendación?

Que hagan hincapié en I+D+i y en digitalización, porque la revolución tecnológica pasa por la digitalización, la robotización, la inteligencia artificial… Son parámetros de presente. No de futuro. Hay que animar a las empresa a que inviertan en esos parámetros. El Gobierno de Navarra tendría que ser consciente de todo esto. Y tendría que hacer políticas en favor de todos estos parámetros. Hacer una política económica y fiscal que haga atractiva a Navarra.

Siguiendo con la exportación, el ‘brexit’. ¿Va a ser tan demoledor como auguran?

Una de las primeras consecuencias ha sido la devaluación de la libra esterlina. Ha caído el consumo de productos importados. En España se nota en las exportaciones de automóviles y de alimentos. El brexit es el mayor desafío que tenemos en Europa posiblemente, pero no sabemos qué ‘brexit’ habrá porque no terminan de cerrar su posición. Inicialmente, parecía que íbamos a un ‘brexit’ duro. Ahora, parece que se relaja un poco. A ver…

Hablemos de Trump. Otro que predica que mejor comprar productos americanos.

(sonríe). Su llegada no ha supuesto un impacto en nuestras exportaciones a Estados Unidos. Su mensaje de comprar a americanos aún no ha surtido efecto. Ahora cuestiona el acuerdo con Canadá y México, que es importante porque muchas empresas españolas exportan a EE UU vía México.

Lo que no se puede negar es la involución hacia el proteccionismo.

Es un efecto propio de la crisis. Tras la I Guerra Mundial hubo un gran movimiento proteccionista que dio lugar a la II Guerra Mundial. La UE se ha posicionado al lado contrario. Está siendo, con China, el adalid del libre comercio a nivel mundial.

De vuelta a Navarra. De usted depende el comercio interior. El tema de los horarios y festivos aquí levanta ampollas.

Navarra está en el equipo de las comunidades más proteccionistas. Por ejemplo, a la hora de definir la zona de gran afluencia turística en Pamplona, lo ha hecho de forma muy conservadora. Se ha restringido al Casco Viejo, donde el tipo de tienda instalada es de pequeño tamaño, que ya está liberalizado y no le afecta para nada la normativa de zona de gran afluencia turística.

¿No es trasnochado hablar de horarios cuando en Internet puedes comprar los 7 días de la semana y las 24 horas del día?

Sí, es un discurso más del siglo XX que del XXI. Hoy las compras por móvil están yendo rapidísimas frente al ordenador. Por lo tanto, tú puedes tener tu tienda física cerrada, si quieres, pero la puedes seguir teniendo abierta en online. Lo que tenemos que hacer es que si tú tienes tu tienda digital abierta, la física no es más que un complemento de la digital. Y la digital de la física. Desarrollas unas experiencias de consumo distintas. Hoy , la gente joven busca unas experiencias de consumo que son distintas a las que yo busco. Ellos tienen otra mentalidad. Más digital. Y cuando van a una tienda en física están buscando certificar o verificar o tener una experiencia que le complemente su experiencia en online. Ellos buscan primero en online. Tenemos que pensar cómo reformar nuestro modelo de negocio para que la experiencia en física y la experiencia en online sea en nuestra tienda en conjunto. Y en ese caso es cuando dejaremos de hablar de horarios. Estaremos completamente abiertos.