27
jun
La Razón

Los españoles se ‘liberan’ este jueves, 27 de junio, de pagar impuestos, después de que durante los primeros 178 días del año (del 1 de enero al 26 de junio) hayan estado trabajando para cumplir con sus obligaciones tributarias, según el análisis del ‘think tank’ Civismo, que fija en este jueves el ‘Día de la Liberación Fiscal’, el mismo que el año pasado.

En este sentido, los ciudadanos de la Región de Murcia se ‘liberan’ un día antes gracias al ligero descenso generalizado de todos los tramos autonómicos del IRPF. Son los únicos españoles que se adelantan junto con Canarias (rebaja de medio punto en los dos primeros tramos) y Madrid (rebaja de medio punto del tipo mínimo, retroactiva a 2018).

Civismo indica que las cotizaciones sociales suponen, de media, 103 jornadas de salario, una más que en año pasado debido a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 900 euros. En cambio, al pago del IRPF se dedica una jornada menos que en 2018, gracias a las reducciones en base para las rentas más bajas y algunas disminuciones de este impuesto en algunas las comunidades, por lo que el ‘Día de la Liberación Fiscal’ es el mismo que en 2018.

El resto de tributos, según Civismo, permanecen inalterables en cuanto a número de jornadas: 25 para el IVA; 11 para los impuestos especiales; y 5 más por la categoría de otros tributos, que incluye el IBI, Patrimonio, Sucesiones o Matriculación.

De este desglose se deduce el gran impacto que tienen el IRPF y las cotizaciones sociales en la cesta de impuestos, cuya suma denomina Civismo como ‘cuña fiscal’ y que reduce el salario neto de los trabajadores de manera significativa. Así, de cada 100 euros que paga el empresario en coste laboral, el ocupado de entre 16 y 29 años cobra 66,55, lo que equivale a una ‘cuña fiscal’ del 33,45%.

El ‘think tank’ afirma que se trata del único tramo de edad que ha experimentado una rebaja respecto al año pasado, puesto que en 2018 su ‘cuña fiscal’ ascendía al 35,89%, lo que hacía que percibieran 2,44 euros menos por cada 100.

Para los trabajadores de entre 30 y 44 años, la retribución neta se queda en 62,50, a causa de una ‘cuña fiscal’ del 37,5%. Los que tienen entre 45 y 64 años reciben de esta cantidad sólo 61,66 euros, debido a la ‘cuña fiscal’ más elevada por tramos de edad: un 38,34%. Por último, entre los mayores de 65 años, la fiscalidad directa se traduce en que, de cada 100 euros, se ingresan 88 de forma efectiva. En este caso, la ‘cuña fiscal’ es más reducida, de un 12,03%, por la ausencia de presión de las cotizaciones sociales.

LOS JUBILADOS SE LIBERAN EL 16 DE MAYO

Todo esto hace que, para los más mayores, el ‘Día de la Liberación Fiscal’ llegue el 16 de mayo, y el 13 de junio para los más jóvenes; mientras que en el caso de los contribuyentes de 30 a 44 años y de 45 a 64, esta fecha se retrasa, respectivamente, hasta el 2 y el 4 de julio.

De esta forma, los mayores de 65 años se ‘liberan’ fiscalmente antes que ningún otro tramo de población. Pese a ser los que menos impuestos pagan (4.620 euros de media frente a los 15.662 euros del contribuyente en una edad laboral madura), son los que más reciben en términos de servicios públicos.

Así, el valor económico de lo percibido por este concepto (protección social, sanidad, educación, seguridad o inversión) se más que triplica a partir de la jubilación, pasando de los 6.934,42 euros nominales en el tramo de 16 a 29 años a los 22.388,80 a partir de los 65 años. De hecho, la principal prestación, a nivel económico, se trata de la pensión pública, que asciende a 15.454 euros anuales.

CANARIAS, MADRID Y MURCIA SE LIBERAN UN DÍA ANTES

A nivel autonómico, en 2019, las únicas variaciones relevantes a efectos de fiscalidad real efectiva son las reducciones de impuestos aprobadas respecto al tramo autonómico del IRPF que existía en 2018 en Canarias (rebaja de medio punto en los dos primeros tramos), Madrid (rebaja de medio punto del tipo mínimo, retroactiva a 2018) y Murcia (ligero descenso generalizado de todos los tramos), lo que permite a las tres adelantar un día su liberación fiscal.

Además, Baleares, Canarias o Galicia, entre otras, han establecido nuevas deducciones en la cuota autonómica. Sin embargo, estas modificaciones no se traducen en disminuciones apreciables del tiempo de salario dedicado a pagar impuestos.


Deja un comentario