30
jun
El Economista

Los ecos de una posible repetición electoral están en el aire. Las incertidumbres que genera la falta de apoyos que está amarrando el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez han llevado a que una posibilidad, que en su momento parecía lejana, hoy tome forma, sobre todo por los desencuentros de los socialistas con los que presuntamente vendrían a ser sus “aliados preferentes”, Unidas Podemos. Antes este escenario, ¿cuál será el impacto en la economía de una reedición de los comicios? Negativa, según los expertos consultados por elEconomista, que advierten de que tener el país durante tanto tiempo en funciones y con Presupuestos prorrogados no puede sino desacelerar todavía más los indicadores económicos.

“Lo que está claro es que la repetición electoral no ayudaría a la economía. En 2016 -cuando también se reeditaron elecciones, al no poder formar gobierno Mariano Rajoy tras las de finales de 2015- no afectó mucho y se mantuvo la creación de empleo, pero porque había vientos de cola de fuera, con exportaciones”, una caída de precios del petróleo y también una importante reducción de los tipos de interés. “Eso fue una rareza. Ahora, el comercio exterior está tocado y sí puede afectar más”, precisa el economista José Carlos Díez. “Lo que dicen los manuales es que sí afecta. Y las circunstancias son muy diferentes”.

Para Díez, el impacto en la economía se notará particularmente en dos campos: “Aunque todavía no vemos efectos en ella, está la prima de riesgo, que de verse afectada podría provocar un menor crecimiento del producto interior bruto (PIB) y del empleo”. Además, el consumo interno y la inversión de los hogares, uno de los pilares del crecimiento actual de la economía española, también se verían perjudicado, sobre todo en compra de vivienda y de coches.

Puntos de partida diferentes

Miguel Ángel Bernal, profesor de la Fundación de Estudios Financieros, comparte este punto de vista. “El punto de partida respecto a Rajoy es totalmente diferente. “Un sector industrial clave tan importante como el automovilístico está muy tocado, los bancos siguen siendo importantes y tienen problemas de rentabilidad, la creación del empleo ya se está frenando, según el Banco de España… Tenemos otro problema enorme, la financiación autonómica, y en el caso de la Seguridad Social, por el pago de las pensiones, cada vez no estamos aproximando más a eso que se llama barranco. Todo eso hace que se tengan que tomar medidas y reformas urgentes ya”, imposibles si el Gobierno está en funciones y que se tendrían que retrasar todavía más si se repiten elecciones.

Juan Rubio, profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid, hace hincapié en este aspecto. “Son fundamentales los planes a medio plazo y hoy es más importante tenerlos que hace un año, cuando la economía iba por sí sola. El contexto internacional es distinto y es necesario tomar ciertas determinaciones” en forma de planes estratégicos sobre todo en los campos de desarrollo de la industria y el turismo, así como en cambio climático y en energía. A estos ámbitos, Díez suma otros, como la necesaria evolución de España en agenda digital, innovación y territorios poco explorados, como el desarrollo de la inteligencia digital.

Divergencias

Aunque son mayoría, no todos los expertos consultados por este medio consideran que la repetición electora vaya a tener efectos negativos para la economía. “Bueno, unas nuevas elecciones dejarían las mayorías más claras y el año y pico de crecimiento que nos queda lo aprovecharíamos mejor”, opina Javier Santacruz, investigador principal del think tank Civismo. 

“Evidentemente, necesitamos reformas, pero el escenario que tenemos ahora mismo es peor que si hubiera elecciones. Unos Presupuestos nuevos no se pueden aprobar de ninguna manera. Si ya fue difícil hacerlo con las anteriores mayorías, ahora lo es más todavía. Hay que ver si puede salir una mayoría suficiente que permita sacar adelante unas nuevas Cuentas. Nos tenemos que quedar con el mal menor”.

“Es cierto que España crece con independencia de que haya gobierno o no o que la gobiernen o no”, objeta Víctor Alvargonzález, fundador de Nextep Finance. “España vive de sectores como el turismo, al que le importa bien poco quién gobierna”.

“El caso belga y el español [en referencia a 2016 cuando hubo repetición electoral], demuestran que se está mejor sin Gobierno, pero solo en el corto plazo. En el largo, se necesitan reformas”, matiza.


Deja un comentario