Liberalismo e islam, un tratado posible
30 de marzo de 2023
Por Fundación Civismo

«No debemos avergonzarnos por apreciar la verdad y adquirirla desde donde sea que ella provenga, incluso si procede desde razas distintas y naciones diferentes a la nuestra.» Al-Kindī, On First Philosophy (Albany: State University of New York Press, 1974), p. 58.

En el artículo del Think Tank europeo «New Direction»: “Fe en el liberalismo”, se recuerda la historia olvidada entre el Islam y Occidente, y las raíces de libertad de expresión y libre mercado que surgieron de tal relación. Rememorar un enlace tan enriquecedor pretende arrojar luz sobre la situación actual del liberalismo y las expectativas de lo que probablemente le depara el futuro. Así, según su autor, Mustafa Akyol, escritor y periodista turco, no asistimos al “fin de liberalismo”, pero sí que nos encontramos ante una regresión que exige nuevas luchas.

Sin embargo, para la comprensión de estas dos grandes civilizaciones y el lazo que las une, es necesario recordar también la participación de dos pensadores árabes: Ibn Rushd de la España musulmana del siglo XII e Ibn Khaldun del siglo XIV del norte de África.

La contribución que la civilización islámica ha hecho al liberalismo occidental es mucho más profunda de lo que parece a simple vista. Sin embargo, también es cierto que las ideas protoliberales dentro de la civilización islámica a menudo quedaron como caminos no tomados. El rechazo generalizado de la filosofía como fuente independiente de sabiduría además de la religión fue el problema clave, ya que equivalía nada menos que a un suicidio intelectual.

Uno de los pocos conservadores que se da cuenta y admite este problema, el destacado erudito islámico estadounidense Hamza Yusuf, lo define como “el divorcio entre Atenea y Medina”. Agrega que “explica gran parte de lo que salió mal con la civilización musulmana”.

Sin embargo, las civilizaciones pueden cambiar y evolucionar. Y a menudo comienzan a hacerlo cuando están en sus momentos más oscuros. Tal era el estado de la cristiandad en el siglo XVII, cuando las horribles guerras y persecuciones religiosas finalmente dieron lugar a ideas de libertad, tolerancia y gobierno limitado, las ideas clave, por así decirlo, del liberalismo clásico.

Para leer el artículo completo, haga clic en el siguiente enlace:

Publicaciones relacionadas