20
mar
Diario de Navarra

Invitado recientemente por el Think Tank Civismo, Juan José Toribio Dávila (Valladolid, 1940), profesor en el IESE de Madrid donde ha sido director hasta septiembre, director general de Política Financiera en el primer gobierno democrático de 1977 a 1979, considera sobre la bajada en la calificación de la solvencia de España por parte de Moody´s que “hay menos confianza que hace unos meses en la capacidad de Grecia, Irlanda y Portugal para repagar su deuda, incluso después de ser intervenidos.Yeso deja a España en una posición complicada”.

Desde su experiencia de antiguo economista del Banco de España y secretario técnico de La Caixa, para este doctor en Economía por la Universidad de Chicago y graduado en Business Administration por la Universidad de Harvard, “la preocupación sobre España es la velocidad con la que se va incrementando su deuda y que el saneamiento del sistema monetario resulta más caro de lo inicialmente previsto”. Comoex director del Fondo Monetario Internacional (1996-1998) no comparte el criterio de que el FMI fuera incapaz de detectar la crisis y defiende el reciente mandato de Rodrigo Rato que “en una época especialmente difícil hizo una gran labor.

– Se anticipa una subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo y sube el petróleo. ¿Puede ser la puntilla al inicio de la recuperación?

La puntilla no, pero sí un freno. Creo que la economía española en términos de crecimiento del PIB ha tocado fondo y que lo previsible para este año es un crecimiento modesto, pero como decía muy bien el informe Funcas, esto puede ser el inicio deunamesetamuy larga con tasas de crecimiento muybajas. La subida de intereses del BCE está en cierto modo descontada. No se puede seguir la política monetaria en los términos de ahora. Incluso con la subida seguiremos teniendo intereses por debajo de la tasa de inflación y eso significa regalar el dinero con consecuencias muy negativas sobre la economía. Este incremento será el primero de los que seguirán este año.

– Acaso el único acuerdo alrededorde la crisis esqueaumentala fila del paro. ¿Por qué tras la reforma laboral de septiembre aumenta desempleo?

Y seguirá aumentado. A partir de marzo las cifras irán mejorando, pero es algo estacional, con la vuelta del turismo. Creo que la reforma ha sido positiva pero insuficiente. Quizás no puso el énfasis debido en claves como la reforma de la negociación colectiva y en las soluciones a las crisis empresarialesque no pasen necesariamente
por despidos masivos, sino por esquemas como el reparto del tiempo de trabajo o contratos a tiempo parcialque es la solución alemana, holandesa, danesa o sueca. Es algo que ni se ha planteado. Tampoco se ha resuelto la fijación de los salarios a la tasa de inflación. Por eso ha tenido la reforma tan poco impacto a corto plazo aunque a
largo plazo será positiva.

– ¿Observa datos que ayuden a vislumbrar luces al final del túnel?

Es verdad que hemos tocado fondo y que iniciamos un periodo de crecimiento. Según distintos organismos el crecimiento tras dos años en negativo será de un 0,8% insuficiente para generar empleo. Este escenario puede mejorar y empeorar. Podrían aumentar las cifras del turismo, que es más de 12% del PIB, y este año tiene perspectivas muy buenas. Un incremento del turismo del 10% es un incremento 1,2 puntos del PIB. En el lado negativo es lo que pueda ocurrir con Grecia, Irlanda y Portugal y que la intervención en esos países no sea suficiente lo que inyectaría una nueva incertidumbre a losmercados financieros internacionales y España volvería a estar en primer plano con mayores dificultades de financiación. No tiene por qué ocurrir pero es una de nuestras espadas de Damocles.

– ¿Por qué, pese a todo, no se manifiesta en forma de protestas el descontento de los más de cuatro millones de parados?

Ha pasado en casi todo el mundo. Me parece que ha habido un efecto sorpresa por la rapidez y la profundidad
de la crisis. Ha sido tan repentina la crisis que se diría que la gente está demasiado ocupada tratando de buscar trabajo. Otra cosa será si esto continúa. O si, como es de esperar, el reequilibrio de la economía española exige medidas con un coste social importante. Por otra parte existe el ámbito de la protección familiar y el desempleo está protegido por las indemnizacionesypor el seguro de paro.Yexiste una economía sumergida que en España es importante. Con todo esto puede explicarse que no haya protestas. Pero no juguemos con fuego si esto dura demasiado. Lo que la situación económica reclama es un plan de ajuste que va a ser doloroso, enérgico, completo, implantado por alguien que tenga un respaldo amplio en las urnas, y en los primeros cien días de gobierno. Las cosas no se hacen en los primeros cien días si antes de llegar al poder no se han preparado. Y entiendo que nadie quiera poner sobre la mesa su política económica porque va a ser dolorosa.

– ¿El futuro de las cajas?

Tras conocerse las que necesitan capitalización, tienen unplazo de 15 días para presentar un plan de recapitalización a ejecutar de aquí a septiembre.Un plan que ya lo tienen elaborado. Pero pienso que el problema no sólo es ese. Siguen siendo demasiadas 17 cajas y sigue sin estar clara cuál es su estructura jurídica e institucional

– ¿Por qué siendo la crisis un problema de origen anglosajón, cultivado en Wall Street y en la City, afecta tanto a las personas y a los países más débiles de Europa y, por otra parte, Forbes anuncia que ha crecido la fortuna de los más ricos?

No fue sólo una crisis anglosajona, aunque estalló en el sector inmobiliario norteamericano con perturbaciones en un sistema pseudobancario. Pero teníamos nuestra propia crisis como Grecia, Irlanda o Portugal, la nuestra más centrada en el sector inmobiliario lo que se ha manifestado más tarde con consecuencias en la banca. Teníamos nuestra propia crisis y la negativa a reconocerlo ha empeorado las cosas.

– Ha sido usted director del FMI. ¿Miraba el FMI a otro lado o nointuía la que se venía encima?

El FMI venía haciendo advertencias sobre cuestiones importantes que han estado en la génesis de la crisis respecto a los desequilibrios de las balanzas de pagos en algunos países con el exceso de ahorro generado por ejemplo en China o Japón, y el exceso de gasto en otros países como en Estados Unidos, Gran Bretaña o en Europa occidental. Decía también el FMI que la burbuja inmobiliaria estaba adquiriendo
proporciones inquietantes. Lo que no advirtió ni predijo nadie fue las consecuencias financieras de la crisis inmobiliarias que no se habían dado nunca. Al deshacerse la burbuja segeneró una incertidumbre muy grande sobre el grado de toxicidad de esos productos financieros, lo que hizo que se paralizaran hasta los mercados interbancarios. Una hecatombe financiera en el mundo que nadie supo prever.

“NAVARRA Y EL FRENOP DE SU ESCASO CRECIMIENTO DE POBLACIÓN”

Preguntado sobre qué debería repensar Navarra, considera que ”muy poco” toda vez quE los datos económicos asociados con la Comunidad Foral “son todos muy positivos”. “Es la comunidad que más ha crecido en el 2010 con un 1,2%, que es el crecimiento medio europeo.Y registra un crecimiento de la productividad de el 3,5% aunque significa que ha crecido con menos empleo”. ¿Perspectivas de futuro?. “muy favorables”, estima, al amparo del Plan Moderna en el que intervino “y de sus apuestas estratégicas que a mí meparece que son acertadas en cuanto a la economía de la salud, la economía verde y a la gestión del talento, y todo ello pasando por clusters muy bien definidos que abren un periodo de oportunidades para Navarra, algo perfectamente reconocido por otras opiniones. El único problema que puedo detectar es el de la escasa población y su escaso crecimiento, lo cual debe hacernos pensar en cómo incrementar la natalidad, algo que tiene que ver con valores más profundos; o requerir más inmigración, lo que implica consecuencias para la sociedad navarra que hay que empezar a prever. Sería el único freno que le veo al crecimiento de Navarra. El problema de España no es Navarra. Ojalá el resto de España fuera como Navarra” concluye