25
sep
Expansión

El presidente destaca en el Senado el efecto dinamizador de las reformas que va a aprobar este viernes el Ejecutivo con los Presupuestos, con las que se podrían superar los pronósticos.

Del “hemos tocado fondo” al “hemos salido de la recesión”. El cambio de actitud por parte del Ejecutivo es patente en los últimos meses, como quedó ayer ejemplificado con la revisión al alza de los datos de crecimiento para 2014. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, indicó ayer en el Pleno del Senado que su gabinete espera un avance del PIB del 0,7% el próximo año, frente a un 0,5% que se esbozaba en el escenario macro del Plan Nacional de Reformas de abril.

Y todo ello, “siendo prudentes”, porque, según explicó Rajoy, este dato sigue situándose por debajo de las previsiones de muchos analistas, ya que el consenso se acerca al 1%. El líder del Ejecutivo aludió al efecto positivo de las reformas que el Gobierno está impulsando, entre ellas las que el próximo viernes aprobará en Consejo de Ministros, que incluyen los Presupuestos Generales del Estado para 2014.

Sin embargo, los analistas apuntan también otros motivos. Todos los expertos consultados hablan del efecto positivo del sector exterior, que se ha visto impulsado por la recuperación del crecimiento en la eurozona y la vitalidad de algunos mercados emergentes, además de los beneficios para la competitividad de la contención salarial. Todo ello ha supuesto “ciertos repuntes en el consumo y la inversión”, como apunta el profesor del IE Business School Juan Carlos Martínez Lázaro.

Problemas en el empleo

Sin embargo, sigue siendo un crecimiento insuficiente. En primer lugar, porque “una mejora de dos décimas no es suficientemente grande para pensar que las cosas vayan a ser distintas”, señala José Ignacio Conde Ruiz, subdirector de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

En segundo, todos los economistas consultados explican que un avance del 0,7% no basta para trasladarse al empleo, máxime cuando se ha concentrado sobre el crecimiento del sector exportador, muy poco basado en la mano de obra. Además, esta mejora de los pronósticos sigue pendiente de un hilo, porque “la economía sigue siendo muy dependiente del consumo interno”, de acuerdo con el estratega de Citi, José Luis Martínez Campuzano.

Este escenario no servirá para aliviar el ajuste del gasto de los Presupuestos que se aprueban este viernes. Aunque las condiciones de la financiación estén mejorando, los gastos siguen en aumento por el coste de las pensiones, mientras que ?el crecimiento no bastará para impulsar la recaudación, en ausencia de nuevas subidas impositivas?, según las previsiones de Sara Baliña, de Analistas Financieros Internacionales.

Pedro Schwartz opina en sentido contrario. Para este profesor de la universidad CEU San Pablo, “los ingresos fiscales tendrán un buen comportamiento, ya que hasta ahora han quedado estancados por la recesión, y a pesar de las subidas de impuestos. Pero es lo único que puede reducir el déficit, ya que el sector público apenas está haciendo el ajuste”. Por último, Schwartz pospone la recuperación de la inversión “hasta que haya una mejora general de las expectativas”.

Pedro Schwartz  Profesor del CEU San Pablo    

“Apenas tendrá efecto en el paro”

Para el profesor extraordinario de la universidad CEU San Pablo, esta cifra de crecimiento es todavía tímida y “apenas tendrá efecto en el paro”. “Éste no se corregirá sin otra reforma laboral, porque habrá gente que vuelva al mercado de trabajo en 2014”, apunta Schwartz.

J. C. Martínez Lázaro    IE Business School

“El PIB podría estar cerca del 1%”

Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor del Instituto de Empresa, explica que “el Gobierno ha apostado por datos pesimistas para luego poder vender otros mejores, pero el crecimiento final del PIB en 2014 podría quedar más cerca del 1%”. Además, “ahora los indicadores son mejores que en abril”, señala.

J. L. Martínez Campuzano Estratega de Citi en España

“Sigue siendo un avance titubeante”

“Es necesario ser prudente”, subraya José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. Por un lado, “hay más optimismo por la mejora de nuestros socios y la financiación”, pero por otro, “el crecimiento sigue siendo titubeante, muy cíclico y dependiente del consumo privado”.

Sara Baliña Analista de AFI

“No impulsará la recaudación”

La analista de AFI Sara Baliña explica que “las previsiones del Gobierno siguen situándose en el rango bajo del consenso”. “Se trata de un dato prudente, pero que obligará a unos Presupuestos austeros, porque no bastará para impulsar la recaudación”, indica.