20
jul
OkDiario

¿Qué pasará en la economía española si se produce un segundo rebrote masivo de la pandemia? Esta es la pregunta que más se realizan los españoles, tras el incremento de los positivos por covid-19, teniendo en cuenta la situación que atraviesa la economía española. En los últimos días hemos sido testigos del fuerte deterioro que está viviendo el tejido empresarial en España, dados los efectos de una crisis sin precedentes.

Un escenario al que hay que sumarle el pesimismo de los datos. En concreto, el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras la publicación de la actualización de las perspectivas del informe WEO, anunciaba una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) de hasta un 8%. En este sentido, el organismo multilateral basó su medición en una disipación de la crisis durante el segundo semestre del año, así como en una reactivación de la economía bastante más acelerada.

Sin embargo, como también incide el FMI, el deterioro previsto y la incapacidad para proyectar las variables a meses vista con tanta incertidumbre y sin precedentes en los que basarse, ha hecho de esas previsiones una meta excesivamente optimista que no se materializará en la economía española.

Otros pronósticos 

Unos datos que se suman a los pronósticos que se emiten desde otras instituciones u organismos internacionales que muestran un pesimismo exacerbado. En este sentido, el Fondo Monetario Internacional, durante su última actualización del informe, arrojó una contracción prevista para la economía española cercana al 13%. Por otro lado, el Banco de España, así como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), pronostican contracciones similares del 13% y del 12%, respectivamente.

No obstante, lo verdaderamente preocupante, no se encuentra en la contracción prevista, si no por la incertidumbre que genera la existencia de posibles rebrotes que lastren todos estos pronósticos de tal forma que obliguen a reajustar aún más sus pronósticos al alza, que podría causar un posible deterioro aún mayor. En este sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha querido anticiparse y ya muestra escenarios en los que se podría encontrar la economía española si, durante los próximos meses, se produjeran rebrotes y nos viésemos obligados a cerrar nuevamente la economía.

Ni en la Gran Depresión

Así, la OCDE muestra unos pronósticos que, de darse nuevos rebrotes en la economía española, sitúan el nivel de la contracción del PIB en un entorno cercano al 18%. En este sentido, una contracción que no haya precedentes ni en la Gran Depresión de 1929. Una contracción que tendría unos efectos en la economía española tan dañinos que, ni proyectando escenarios futuros, lograría paliarse en años posteriores, provocando un crecimiento mucho más gradual.

Por tanto, dejando una proyección sobre el conjunto de variables macroeconómicas el nivel del déficit se podría disparar hasta límites cercanos al 14%, una deuda que podría alcanzar hasta el 140% del PIB, así como una tasa de paro que podría superar el 30%, llegando a deteriorarse en algunas autonomías en las que llegaría alcanzar el 40%.


Deja un comentario