21
sep
La Iberia

La competencia siempre es buena y, en el ámbito fiscal, necesaria. Es deseable no sólo entre estados, sino también entre las distintas administraciones regionales dentro de un mismo país. Consiste en la pugna entre distintos entes políticos para ofrecer un clima fiscal más favorable que el de sus vecinos, con el fin de mantener a los ciudadanos y las empresas de su jurisdicción y atraer a los de otras… [seguir leyendo].


Deja un comentario