16
jun
Civismo

“La economía no lo es todo”, dijo Luis Linde preguntado por los últimos resultados electorales en una conferencia organizada por el think tank Civismo. “Ha habido otra serie de factores que han desencadenado estos resultados. Aunque la recuperación es patente, existen cinco millones de parados. El desempleo también afecta a nivel político”.

 El Gobernador del Banco de España aseguró que “la recuperación sigue en marcha, sin que haya indicios que digan lo contrario”. En cuanto al rumbo de la economía española, calificó como “claves” el ajuste fiscal y el desendeudamiento, tanto público como privado.

El sistema de pensiones fue uno de los puntos centrales de la ponencia. Linde explicó que considera muy necesario “hacer entender a los jóvenes que tienen que ahorrar porque la pensión media será cada vez menor de forma inevitable, debido al declive demográfico”. También se refirió a la juventud como el sector más afectado por la crisis: “Han sido los más perjudicados en todos los sentidos, no solo en términos de empleo. Nos encontramos ante un problema grave, que se ha convertido en el elemento central de nuestra economía”.

En cuanto a la reforma laboral y sus consecuencias, centró su intervención en la negociación salarial: “Es algo que no puede moverse por reglas generales que se apliquen a todas las empresas por igual. La reforma laboral no está hecha para impedir las subidas salariales. Pretende que las empresas que puedan hacerlo lo hagan, pero no a costa de despidos”.

Entre los asistentes a la conferencia del Gobernador hubo varios empresarios que preguntaron por la financiación y la fluidez del crédito: “El movimiento es lento, pero sostenido. La mejora se percibe mes a mes, aunque no a la velocidad que nos gustaría”.

El Gobernador también contestó a las propuestas de algunas formaciones políticas que piden la creación de bancos públicos: “La experiencia es mala. Puede existir alguno que funcione bien, pero no es probable. Por razones de competencia, de regulación y del peso que podrían suponer sus pérdidas para el contribuyente, no creo que sean adecuados. Sin rechazarlo dogmáticamente, no encuentro argumentos poderosos que sostengan esta propuesta”.

Por último, analizó el panorama internacional y la incertidumbre de las negociaciones con Grecia: “Nuestra prima de riesgo ha alcanzado su cota más alta de los últimos meses debido a la incertidumbre que rodea las conversaciones con Grecia. Si salen del euro, sería una conmoción. La Comisión Europea está trabajando para que esto no ocurra. Espero que se pueda evitar”.