05
oct
Civismo

Pamplona,  03 de octubre de 2014. Un estudio del think tank Civismo demuestra que Navarra castigará a sus contribuyentes a pagar hasta un 7% más en el impuesto sobre la renta, comparado con el resto de Comunidades autónomas.

De esta forma, un navarro que gana un sueldo medio de 24.400 euros al año y con dos hijos a su cargo, cobrará 146 euros menos que un riojano con el mismo sueldo bruto.

Civismo destaca que, al no ser aprobada la reforma del IRPF en Navarra, los trabajadores navarros se verán afectados de forma distinta según el nivel de ingresos y su situación familiar.

Con dos hijos a cargo, un contribuyente navarro cobrará desde 73 euros menos al año, si su sueldo bruto es de 15.500 euros, hasta 214 euros menos si su bruto anual llega hasta 40.000 euros.

Según Cristina Berechet, Jefe de Investigación del Think Tank Civismo, al no eliminar el recargo autonómico sobre el IRPF que se empezó a aplicar en Navarra a partir del año 2012, “Navarra castigará a las familias con hijos a pagar más impuestos que en el resto del Estado”.

La reforma del IRPF, que entrará en vigor a partir de enero de 2015 a nivel nacional y que afectará a todas las CCAA menos a Navarra y las tres Diputaciones vascas, ha elevado los mínimos familiares para que los contribuyentes con hijos paguen menos impuestos y se acerquen más a la media europea.

Según el informe del Día de la Liberación Fiscal 2014, antes de la reforma estatal del IRPF de 2014, las parejas con hijos y un único sueldo soportaban en España una presión fiscal muy por encima de la media de la OCDE (8,4 puntos) y de Alemania (1 punto). Además, “en países como Alemania, las familias con hijos reciben mensualmente alrededor de 180 euros por cada hijo (en concepto de prestación familiar). También, se benefician de una reducción de 7.000 euros anuales en la base imponible  a partir del primer hijo”, recuerda Cristina Berechet.

Así mismo, resulta destacable, el caso de un contribuyente sin hijos a cargo que con una renta de 40.000 euros brutos, quien pagará en concepto de IPRF 350 euros más que un riojano.

Julio Pomés, presidente del think tank Civismo declara que “a partir de ahora el Régimen Foral de Navarra juega en desventaja. Disponer del peor régimen fiscal de España, y de casi toda Europa, son malas credenciales para atraer inversiones. Es el camino hacia la miseria.

Merece la pena recordar que el think tank Civismo ha sido recientemente nombrado uno de los 8 finalistas al prestigioso premio a la libertad Templeton Freedom Award 2014 a raíz de su campaña del Día de la Liberación Fiscal.


Otro contenido sobre #Navarra