27
jun
El Diario

El “think tank” Civismo calcula que este jueves es el “Día de la Liberación Fiscal”, es decir, la jornada en la que los ciudadanos ya han generado suficientes ingresos como para pagar todos los impuestos y cotizaciones sociales del año, tras haber dedicado 178 jornadas de trabajo de media a este fin en 2019.

En un comunicado, el laboratorio de ideas Civismo apunta que de las 178 jornadas de trabajo necesarias para cubrir todos los gravámenes, una más que en 2018, la mayor parte (103) corresponde a las cotizaciones sociales, una más que el pasado año debido a la subida del salario mínimo.

El IRPF acapara 34 días, uno menos, debido a que se han puesto en marcha medidas como las reducciones para rentas bajas y disminuciones de impuestos a nivel autonómico.

Por lo que respecta al resto de impuestos, se mantienen estables con respecto al pasado año: 25 días para el IVA, 11 días para impuestos especiales y 5 para el resto, donde se incluye el IBI, el impuesto de patrimonio, el de sucesiones o de matriculación de vehículos.

Civismo denomina “cuña fiscal” al impacto conjunto del IRPF y las cotizaciones sociales (costeadas por empleado y empleador), que reduce el salario neto de los trabajadores de manera significativa.

De esta manera, de cada 100 euros que paga el empresario en coste laboral, el ocupado de entre 16 y 29 años cobra 66,55, lo que sitúa la cuña fiscal en el 33,45 %, por debajo del 35,89 % de 2018 para esta franja de edad, la única que experimenta una rebaja.

La cuña fiscal para los trabajadores de entre 30 y 44 años es del 37,5 % -reciben 62,5 euros de cada 100- y para los que tienen entre 45 y 64 años, del 38,34 % -reciben 61,66 euros-. Los mayores de 65 años, que ya no pagan cotizaciones sociales, ingresan 88 de cada 100 euros.

En cuanto al valor económico de lo percibido en forma de servicios públicos, según Civismo, ronda los 6.934 euros para los jóvenes de 16 a 29 años y se dispara hasta los 22.889 a partir de los 65 años debido al impacto de las pensiones.

Por regiones, la liberación fiscal para un contribuyente sin hijos en Ceuta y Melilla llegó el 24 de junio, mucho antes que en Cataluña, donde tendrá que esperar al 5 de julio.


Deja un comentario