24
abr
OkDiario

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, asegura que el PP seguirá bajando impuestos y eliminando regulaciones a la actividad económica para seguir liderando el crecimiento económico de España, que lleva dos años encabezando tras desplazar definitivamente a Cataluña. La autonomía donde está residenciada la capital del Estado representa en estos momentos el 19% del PIB del conjunto de la nación y ha sido la única en recuperar el nivel anterior a la pandemia. Ha recibido 17.000 millones de inversión extranjera a lo largo del año pasado, el volumen más alto del país, y en ella se instalan una de cada cuatro empresas que buscan un ambiente económico propicio para prosperar y crecer.

Lasquetty ocupa el quinto lugar en la lista electoral de la Asamblea de Madrid presentada por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, y es muy probable que siga desempeñando su actual cargo, que es clave en las políticas de la comunidad, aunque podría ascender a una Vicepresidencia. Todos los sondeos auguran el triunfo incontestable de Ayuso en las próximas elecciones del 28 de mayo, y la mayoría vaticinan que está al límite de alcanzar la mayoría absoluta que le facilitaría prescindir de Vox. Hasta ahora, el PP ha necesitado cinco votos de Vox para aprobar las iniciativas legislativas más importantes de Ayuso, pero las relaciones entre los dos partidos se han deteriorado en los últimos tiempos, hasta el extremo de que Ayuso no ha podido aprobar los Presupuestos de la comunidad ni tampoco una de sus medidas estrella -la disminución de la fiscalidad para los inversores extranjeros-. Ambas han contado con la oposición del grupo que lidera Rocío Monasterio.

Lasquetty ha participado en la presentación del Índice de Libertad Económica en España que impulsa la Fundación Civismo -cuyo presidente es Julio Pomés– y que ha sido elaborado por el catedrático de Economía Aplicada Francisco Cabrillo. Durante el acto, el consejero ha informado de que desde 2004 hasta la fecha Madrid ha duplicado el crecimiento del PIB del conjunto del estado, un 25% de aumento frente al 12% de España, y que esto ha sido posible gracias a las políticas desplegadas para rebajar sostenidamente la carga fiscal sobre los residentes en la comunidad así como la eliminación de las regulaciones administrativas que siguen atenazando la actividad económica. «Seguiremos bajando los impuestos y continuaremos reduciendo las trabas regulatorias a fin de continuar encabezando el crecimiento de España, que es así porque también lideramos desde hace tiempo el índice de libertad económica», ha asegurado.

La Comunidad de Madrid sigue a la cabeza del Índice de Libertad Económica en España después de estar once años al frente -desde 2011-. Esta posición privilegiada es debido a que registra la participación más baja del sector público en una región y a que en casi todos los parámetros analizados tiene valores muy bajos de presencia de alguna clase de intervención por parte del Gobierno. Esto es así en lo que se refiere al esfuerzo fiscal -la proporción de los impuestos que se pagan en relación con la renta per cápita-, el gasto público -que es uno de los más contenidos de las regiones españolas-, el empleo público -que es uno de los más discretos en volumen en relación con el resto de España- y la deuda pública -una de las más bajas del territorio nacional-.

Extremadura es, de manera sistemática, la autonomía que está a la cola en todos los análisis realizados, el primero de los cuales data de 2011. Por otra parte, la intensa intervención en el sector del comercio, en la vivienda, así como los altos impuestos alejan considerablemente a Cataluña de Madrid en el índice de libertad económica en España, hasta el punto de que se sitúa en la séptima posición e incluso ha estado por debajo en anteriores entregas del estudio.

A lo largo de la presentación, Lasquetty ha criticado «el ansia intervencionista del Gobierno de Sánchez», que implica «una deriva muy peligrosa para todos los españoles». Según el consejero, la libertad es la única manera de hacer España, y «en Madrid comenzó ya en 2003 con el Gobierno de Esperanza Aguirre y continúa en estos momentos bajo la dirección de Isabel Díaz Ayuso». Ello ha hecho posible que «llevemos más de diez años de liberalización completa de horarios comerciales, y también de libertad de elección de hospital o de colegio». El consejero destacó entre otros logros la ley de mercado abierto, que permite a cualquier operador español instalarse en Madrid sin necesidad de requerimiento adicional alguno, los diecinueve años consecutivos bajando impuestos o las 205 normativas que han sido derogadas o aligeradas con el objetivo de facilitar la actividad económica.


Deja un comentario