06
jul

El adelanto al 1 de julio de 2015 de la rebaja del IRPF prevista para 2016 ahorrará una media de 71 euros anuales a cada contribuyente, según Civismo, que indica que, de este modo, la fecha de la ‘Liberación Fiscal’ se adelanta un día, hasta el 30 de junio.

Según sus cálculos, el trabajador medio, tras este adelanto de la reducción del impuesto, tendrá que dedicar este año 181 días de trabajo a pagar sus impuestos (hasta el 30 de junio), un día menos que antes de este anuncio.

De acuerdo con los datos de Civismo, el conjunto de reformas del IRPF, tanto estatales como autonómicas, suponen para el trabajador medio un ahorro de 244 euros anuales frente a lo que pagaba en 2010. Para el cálculo se ha tenido en cuenta un asalariado que gana 24.400 euros brutos con un hijo.

DESEMBOLSO

Por el contrario, las subidas del IVA de 2010 y 2012 han supuesto un desembolso extra de 572 euros para cada contribuyente, 196 euros por la subida aplicada por José Luis Rodríguez Zapatero y otros 376 euros más por la aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Por ello, la jefa de investigación del ‘think tank’, Cristina Berechet, considera que “las reformas del IRPF emprendidas por el Gobierno no reparan las subidas del IVA que han golpeado con fuerza a las clases medias y bajas”. De esta forma, afirma que en 2016 los españoles trabajarán cinco días más para el Estado que en 2010.

Aun con esta última rebaja, Civismoafirma que los impuestos al trabajo siguen siendo “excesivos y desincentivan” el esfuerzo para trabajar más, porque una buena parte del dinero generado será para el fisco. En este sentido, denuncia que la renta media española tributa al mismo nivel que en Finlandia o Suecia, con la única diferencia de que en estos países es un 70% superior a la española.

La ‘Liberación Fiscal’ se adelantaría si las rentas menores a 12.000 euros estuvieran exentas.


Otro contenido sobre #Fiscalidad