28
sep
Civismo

España se trata del país en el que las pequeñas empresas deben dedicar más horas a lidiar con la burocracia. Es lo que se desprende de un Índice internacional en el que varios think tanks europeos, entre los que figura Fundación Civismo, han calculado el tiempo que se ha de invertir en llevar a cabo los diversos trámites que comporta el funcionamiento de un negocio.

Así, en el caso de España, ascienden a 369 las horas necesarias para solventar el papeleo relacionado con contratación y despido de personal, registro y gestión de los tiempos de trabajo, el pago de impuestos y cotizaciones por los empleados, implementación de cambios legales, realización de informes estadísticos obligatorios, gestión de residuos, certificaciones, o tareas de prevención de riesgos laborales, entre otras actividades. Son seis horas más que el año pasado.

El Índice también contempla los casos de Italia (312 horas), Lituania (271, lo que implica un aumento respecto a 2019 de 27 horas), República Checa (223, lo que supone 3 horas menos que en la edición anterior), Eslovaquia (217, es decir, cuatro menos que el año pasado) y Macedonia (154 horas). Este estudio europeo ha detectado, tras estudiar la operativa de una empresas modelo con cuatro empleados a lo largo de un año, que existe una brecha entre las políticas laborales, con sus consiguientes obligaciones burocráticas, y el día a día de estas pequeñas compañías. Esta carga, traducida en tiempo, va en detrimento de la productividad y de la eficiencia necesarias para su buena marcha económica.

España es el país de la muestra que más tiempo dedica al papeleo ligado a la operativa de la empresa: casi 259 horas cuesta gestionar la administración fiscal, los residuos, los vehículos, o la prevención de riesgos laborales. En cuanto a las obligaciones que tienen que ver con recursos humanos, a saber, abono de salarios, impuestos y cotizaciones, contrataciones y despidos, y registro de los tiempos de trabajo, ocupan casi 106 horas, lo que nos sitúa en la segunda posición más elevada, detrás de Italia, donde le destinan más de 124.

Por el contrario, España, con apenas cinco horas anuales, se trata del país que menos tiempo ha de emplear en otros asuntos burocráticos de índole legal, estadística o de certificación.

El 29 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Burocracia, e iniciativas como este Índice pretenden que los legisladores tomen conciencia sobre la desmesurada carga que se impone a los empresarios, y la necesidad de aligerarla para que estos puedan dedicar su tiempo a tareas que redunden en una mayor productividad económica y social.


Deja un comentario