26
jun
El Mundo

Hoy 26 de junio es el día de la Liberación Fiscal. Se cumplen los 178 días que la Fundación Civismo, un think tank liberal, calcula que tardan los españoles en pagar todos sus impuestos. En 2020 la fecha se ha adelantado un día debido a que el año ha sido bisiesto, pero los días no han variado respecto a 2019.

Las tasas que debe de hacer frente un trabajador con un salario medio de 25.123,99 euros ascienden a 15.944,03, estas llevan aparejadas 7.512,07 de cuota patronal de pago a la Seguridad Social. Las mayores partidas impositivas corresponden al IRPF y las cotizaciones sociales. Estas son 34 y 103 jornadas respectivamente de las 178 que corresponden al pago de impuestos.

La subida del salario mínimo perjudica a los jóvenes

El impacto de los gravámenes es diferente por franjas de edad. De cada 100 euros que cuesta un trabajador al empresario, los que se encuentran en la franja de edad entre de entre 16 y 29 años cobran 64,03. En la siguiente, que va desde los 30 y 44 años, se perciben 62,41 euros. Entre los de 45 y 64, la cantidad desciende a los 61,58 euros. Sin embargo, asciende en los mayores de 65 años, que ingresan 87,6 euros, esto se debe a que no tienen que hacer frente a los pagos por cotizaciones sociales.

La subida del salario mínimo no ha ayudado a reducir la cuña fiscal que sufren los más jóvenes. Un aumento de 564,29 euros anuales ha traído otro del IRPF de 736,54.Javier Santacruz, el economista que redactó el informe de Civismo sobre el Día de la Liberación Fiscal, asegura que otro de los problemas de la subida del salario mínimo «es la tributación por subtramos» debido a los complementos salariales.

La cuña fiscal en España se sitúa en un 39,5%, un 3,5 más que la media de la OCDE. El país ocupa el puesto 15 de 36. Esta cifra influye, según la OCDE, en la composición de la economía y en especial del mercado laboral.

Impuestos al consumo

La presión fiscal ligada al IVA está por encima del 13% en todos los grupos de edad, ya que no es un impuesto progresivo. Pagarlo se traduce en el desembolso de entre 3.104 y 4.396 euros por familia al año.

Los impuestos sobre la riqueza, tanto autonómicos como locales, suman 767,40 euros al año de media por persona. Los hidrocarburos suponen 658,35 euros, el tabaco 102,52, la electricidad 73,88 y el alcohol 62,03.

En Cataluña se celebrará el 5 de julio

El día no coincide en todo el territorio. Hay comunidades como Ceuta, Melilla o Murcia, en la última ha habido una reducción paulatina de IRPF, tanto en tipos como en deducciones; en las que la fecha se adelanta a la del país.

Sin embargo, en otras como Cataluña se retrasa a julio. Santacruz asegura que la autonomía «ya tenía unos impuestos altos» pero que «estos han aumentado con los presupuestos que han aprobado» destaca los referidos a la contaminación.

La fundación prevé que la estabilidad en la cuña fiscal, que es la tendencia desde los dos últimos ejercicios (2018 y 2019), quede rota en 2021. Habrá una subida impositiva debido a la crisis económica provocada por la pandemia, la deuda se situará en el entorno del 115% sobre PIB y sufrirá un repunte de 112.580 millones, según previsiones de la Comisión Europea.

Por ello, Civismo calcula que el coste fiscal puede verse ampliado en 17.326 millones, lo cual equivale, en términos per cápita, a pagar 365,52 euros más cada año. Si es así, el Día de la Liberación Fiscal se celebrará en 2021 el 30 de junio, cinco días después.

Santacruz explica que los datos que ofrecen al respecto salen «de comparar las subidas impositivas de la última crisis con el nivel de deuda» y extrapolarlo a la situación actual. Aún así, piensa que es un cálculo conservador.


Deja un comentario