09
may
Diario de Navarra

Casi un 40% de su sueldo para Hacienda y siéntase afortunado. Eso es lo que debería abonar a las arcas públicas un trabajador español medio, con un salario de 24.400 euros brutos al año. En total, serían 8.667 euros a pagar, lo que equivaldría a 130 días de salario, correspondiendo la mayor parte al impuesto de la renta (IRPF), que se lleva el 16% de la suma citada (o su equivalente en días, 54). Casi otro 10% corresponde al principal tributo sobre el consumo, el IVA (32 días), mientras que el 7% se deriva de su aportación a la Seguridad Social (23). El resto viene por los tributos especiales (carburantes, alcohol y tabaco) y otros gravámenes.

Restadas todas las cargas fiscales (estatales, autonómicas y municipales), a ese español medio le quedaría el 61,3% de su sueldo anual, según un informe del ‘think tank’ Civismo, presentado este jueves, víspera del llamado ‘Día de la Liberación Fiscal (Tax Freedom Day)’. En España se cumple este viernes, 10 de mayo, y se entiende como la fecha a partir de la cual los ciudadanos «habrían generado suficientes ingresos como para pagar los impuestos a los que está obligado». Es precisamente a partir de entonces, según subrayan los responsables del foro -entre los que se encuentran economistas como Pedro Schwartz, Carlos Espinosa de los Monteros, Juergen Donges, Rafael Pampillón, Juan José Toribio o Joaquín Trigo-, «cuando empezamos a generar dinero para nosotros mismos».

Las distintas subidas de impuestos implementadas a lo largo del último año han supuesto, de media, 410 euros más por empleado, a razón de 367 por el último aumento de tipos del IVA y 43 por el alza de tributos municipales y/o autonómicos. La consecuencia es que en 2013 ha habido que trabajar seis días más para Hacienda. Si nos remontamos a los tres últimos años (es decir, incluido el final de la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero), cada asalariado se ha visto obligado a abonar 750 euros más al fisco, de los cuales 125 corresponden al IRPF y más de 560 al IVA (considerando también el incremento de 2010).

 

MÁS GANAS, MÁS PAGAS

Los expertos advierten que el referido esfuerzo fiscal aumenta conforme sube el nivel de renta, de manera que el llamado ‘mileurista’ (14.000 euros brutos al año) tardaría dos meses menos en cumplir con Hacienda que un directivo (100.000 euros anuales), lo que representa que lo haría el 12 de abril frente al 11 de junio del segundo. Precisamente en este sentido la jefa de investigación de Civismo, Cristina Barechet, destacó que un trabajador medio español sufre una presión fiscal tan elevada como en los países nórdicos, por ejemplo, Suecia o Finlandia. En la misma línea, el tipo máximo del IRPF (56%) es el segundo más alto de la Unión Europea, solo por detrás del sueco (56.6%).

Por comunidades autónomas, las diferencias entre unas y otras se están agrandando durante esta crisis. Así, la presión fiscal más alta la sufren en Cantabria (cuyo ‘Día de la Liberación Fiscal’ se cumple el 15 de mayo), debido sobre todo al incremento del IBI y otros tributos locales, Cataluña (14 de mayo) y Castilla-La Mancha (13 de mayo), junto a Castilla y León y Madrid (ambas el 11 de mayo). Por el contrario, el nivel más bajo lo disfrutan en el País Vasco (3 de mayo), Navarra (6 de mayo), La Rioja (7 de mayo) y Canarias (8 de mayo), además de Aragón y Galicia (las dos el 9 de mayo). En cifras, un ciudadano que viva en Cantabria paga 782 euros más en impuestos que otro que resida en el País Vasco, cuya mayor ventaja deviene de su IRPF más bajo.

Para poder calcular cuánto paga cada uno de impuestos cada año en función del dinero qué gana y la comunidad autónoma donde reside y, por lo tanto, saber cuál sería su ‘Día de la Liberación Fiscal’, puede entrar en el siguiente enlace: http://civismo.org/es/investigaciones/calculadora-de-impuestos.. Además, en dicha página web puede consultar como afectan a su bolsillo las últimas subidas en distintos tributos.

Vea la noticia en Diario de Navarra