29
abr
Periodicos del Grupo Vocento

La fortaleza del sector exterior español es extraordinaria, según los datos de febrero del Ministerio de Economía. De hecho, nuestro país sostendrá su crecimiento gracias a la demanda externa por cuarto año consecutivo. En los años de crisis, el sector exportador regional ha vivido una profunda transformación para hacerse más competitivo, tanto respecto a los países de la zona Euro como a los de fuera de ella. Así, el porcentaje de bienes producidos y exportados a las naciones no comunitarias ha crecido de una forma sostenida desde 2012, hasta situarse en el 34%. Si bien nuestros principales socios comerciales siguen siendo los países limítrofes, por la proximidad geográfica y similitud económica-financiera, tales como Francia, Portugal, Alemania o Reino Unido, los intercambios con Estados Unidos, China, Japón o Latinoamérica pesan cada vez más en el conjunto regional.

En términos nominales, las exportaciones hasta febrero aumentaron en diez Comunidades. La que experimentó un mayor incremento interanual fue Baleares (+52,2%), seguida de Extremadura (+15,9%) y País Vasco (+15,8%). Se redujeron en Aragón (-9,5%), Madrid (-8,2%) y Murcia (-7,5%). Estos datos eran esperables, dada la época del año y el fuerte peso que tienen sectores como el de componentes de automoción, bienes de equipo, productos para el turismo y alimentación. Igual ocurre con las importaciones, las cuales, en tasa de variación anual, superan en dos décimas al crecimiento de las exportaciones (4,6% frente a 4,4%), lo que aumenta levemente el déficit comercial.

Exceptuando Madrid, las regiones con mayor peso sobre las exportaciones totales de España son aquellas que han contribuido más a su ritmo de crecimiento, y viceversa. Ejemplos claros son los de País Vasco (+1,3 puntos, con un peso de exportaciones sobre el total del 9%), Andalucía (+0,4 puntos y peso del 11,5%) y Galicia (+1,4 puntos y peso del 8,4%). Cataluña ha reducido significativamente su aportación al conjunto nacional, pero aún sigue alta (+1,2 puntos), debido a que esta comunidad concentra el 25,4% de las exportaciones españolas y el 29% de las importaciones. En cambio, las regiones que más negativamente han contribuido a la tasa de variación son Madrid y Murcia (-0,3 puntos), Asturias (-0,2 puntos) y Aragón (-0,1).

Vocento

¿Y en qué sector tiene España su principal fuerza exportadora? Según el Informe de Comercio Exterior por CC AA de febrero, el peso del automóvil es enorme, siendo el que más se vende al exterior en Aragón, Castilla y León, C. Valenciana y Navarra. El sector agroalimentario domina en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y La Rioja, mientras que en Cantabria y Asturias destaca la fabricación de bienes industriales no químicos.

Lo que acabamos de describir es, junto con la balanza de servicios, en la que reina el turismo, el mapa de la competitividad de las economías regionales. Éstas obtendrán mejores resultados si centran sus energías en fortalecer sus actuales ventajas competitivas, en lugar de lanzarse a competir en sectores en los que no albergan experiencia. Esta excelencia exportadora, unida a un buen marketing, puede actuar como un imán para atraer inversiones que creen empleo. Cuando la estrategia económica de una región emula a la de una empresa, el progreso y el beneficio para todos es seguro. 


Deja un comentario