06
ago
Republica.com

Debido a la crisis sanitaria y a los efectos del confinamiento, se ha producido un déficit enorme en las cuentas públicas. Esto ha hecho que el Gobierno esté planteando ya subidas de impuestos, los cuales también irán destinados a reforzar la sanidad pública y estar listos ante otro posible rebrote.

Esta subida de impuestos se planteará en los próximos Presupuestos Generales del Estado, y va a incluir impuestos de todo tipo. Lo cierto es que no solamente lo pagarán los ricos, sino que la clase trabajadora también tendrá que pagar más impuestos de lo normal para hacer frente a la cuenta. 

El coste por español se estima en más de 350 euros al año

Aunque todavía no se conocen muchos detalles, se sabe que se establecerán tasas como la Tasa Tobin o la Tasa Google, destinadas a grandes inversores y grandes empresas. Además, se pondrá un impuesto al diésel que se equipare a la gasolina, aumento del 1% en impuesto de patrimonio a grandes fortunas, de IRPF en rentas altas, subir el tipo mínimo de sociedades para banca y petroleras. Finalmente, también se plantean impuestos “verdes”, como el impuesto a los plásticos o al transporte aéreo. 

Aunque todas estas subidas dependan mucho de si recibimos o no ayudas de Europa, es muy probable que salgan adelante. Por ello, el think tank Civismo ha calculado ya cuánto dinero habrá que pagar de más para el año 2021, aunque para ello, debemos conocer primero lo que pagamos ahora mismo. 

En este año 2020, un trabajador que gana un salario medio de 25.123,99 euros le cuesta a la empresa 32.626,06 euros al año, incluyendo aquí gastos empresariales como la cuota de la Seguridad Social. Esto supone más de 8000 euros de impuestos, a los cuales hay que añadir el IRPF, el IVA, tasas especiales e impuestos autonómicos, entre otros. Al final, el empleado paga casi 16.000 euros al año en impuestos, o lo que es lo mismo, 178 jornadas laborales trabajando para pagarlos. 

En concreto, trabajamos 103 días para pagar cotizaciones, 34 días para pagar IRPF, 25 días para IVA y 16 para todos los demás. Sabiendo esto, Civismo ha calculado que, para 2021, pagaremos 365,52 euros más al año de impuestos si cobramos el sueldo medio. Estos 365,52 euros supondrán más jornadas laborales para pagar impuestos, en concreto, 5 días más.

Esto supondría trabajar unos 183 días solamente para pagar impuestos. Eso sí, estos días varían ligeramente de una comunidad a otra, pues mientras que en Cataluña se pagan muchos impuestos, en Ceuta y Melilla no tantos. 


Deja un comentario