21
may
La Razón

Las agencias crediticias internacionales han advertido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que la derogación de los aspectos más relevantes de la reforma laboral, en particular aquellos que facilitan la flexibilidad en la contratación gracias a la rebaja de los costes de despido, así como la no introducción del factor de sostenibilidad de las pensiones supondrían riesgos elevados para el rating de España. Moody’s ha advertido varias veces a Sánchez de que podría plantearse una rebaja del el “rating” de España, actualmente situado en ‘Baa1’ con perspectiva estable, en el caso de que se llevara a cabo en el país una reversión de las reformas estructurales acometidas en los últimos años, particularmente en el caso de la reforma del mercado laboral. Moody’s considera que la reforma laboral ha tenido “efectos muy positivos” en el crecimiento económico, ganancia de competitividad y de cuota exportadora, y en la creación de empleo.

En concreto, la reforma laboral evitó la pérdida de 1,5 millones de empleos, según un informe del centro de análisis Fundación Civismo. Antes de la reforma laboral del año 2012, la tasa promedio de paro en España, de acuerdo con la serie histórica, ascendía al 17%. La rigidez del mercado de trabajo, sumada al escenario de crisis, estaba provocando una destrucción de puestos de trabajo imparable, según indica un informe de Civismo, firmado por Francisco Coll y José Francisco López. Tras la implantación de la reforma, la flexibilidad que se introdujo, así como el pacto de moderación salarial de sindicatos y empresarios para el periodo 2012-2014, evitaron la pérdida, a largo plazo, de hasta 1,5 millones de empleos y un repunte de la tasa de paro de más de seis puntos.

Por su parte, la agencia de rating Standard & Poor’s (S&P) establece como “línea roja” la posible derogación de la reforma laboral que no se deben traspasar para que el rating de la economía española se mantenga en su nota soberana actual en ‘A/Stable/A-1’.

Hasta la UE pide no tumbar las reformas

También la propia UE envió a finales de febrero un serio aviso al ejecutivo de Pedro Sánchez en coalición con Unidas Podemos sobre los peligros de emprender una contrarreforma tanto en el ámbito de las pensiones como en el del mercado laboral. En un informe detallado de más de 100 páginas, el Ejecutivo comunitario pidió al Gobierno una «evaluación cuidadosa» de cualquier nueva medida con el objetivo de no revertir los logros conseguidos.


Deja un comentario