24
may
Vocento

La OMS ya ha dado la voz de alarma, al notificar su director, Hans Kluge, un aumento del 60% en las llamadas por violencia doméstica en Europa respecto al año pasado. El obligado confinamiento domiciliario por la pandemia ha acentuado la crispación en muchos hogares. En el caso de España, las peticiones a los servicios de asistencia se incrementaron un 65,5% entre el 14 de marzo y el 15 de mayo, en comparación con 2019.

La violencia de género se refiere a todo acto de violencia física o psicológica que se ejerza contra una mujer por parte del hombre al que este o haya estado ̇ ligada por una relación afectiva. El cálculo de estos casos por cada 100.000 mujeres refleja que la media es de 133,1. Baleares, con 201,1, se trata de la comunidad con mayor número. Le siguen la Comunidad Valenciana (193,4), Murcia (187,6) y La Rioja (184,3). Las que menos víctimas tienen son País Vasco (63,1), Cataluña (83,3) y Galicia (96,8). En el marco de Europa, nuestro país está mucho mejor que la media, mientras que los nórdicos, Alemania y Francia se hallan en la peor situación.

Por otro lado, la violencia doméstica consiste en aquella que puede ejercer tanto un hombre como una mujer sobre descendientes, ascendientes, cónyuges, pareja, hermanos, etc., y de la que se excluyen los casos específicos de violencia de género. En 2019, se registraron en España 7.654 víctimas a las que se aplicaron órdenes de protección o medidas cautelares por este motivo, un 3,6% más que el año anterior. De ellas, el 62% fueron mujeres y el 38%, hombres, lo que demuestra que la proporción de varones damnificados supera la percepción asentada en el imaginario colectivo.

Fuente: Vocento

Si revisamos la distribución de la violencia doméstica por comunidades, se aprecia que el lugar donde hubo más féminas afectadas por cada 100.000 fue La Rioja (31,7), seguida de Murcia (27,7), Asturias (26,2), Andalucía (25,6) y la C. Valenciana (25,5). Por el contrario, Madrid, con 12,7, se trató de la región con menos de estas víctimas, seguida de Cantabria (13), Cataluña (14,3) y Aragón (15).

En cuanto a las víctimas hombres por cada 100.000 varones, destaca La Rioja (28,8), seguida de País Vasco (16,6), Baleares (16,4) y Extremadura (16,3). En el extremo opuesto se sitúan Cantabria (7,5), Aragón (8,3) y Madrid (8,7). Otro dato interesante es la proporción entre el número de mujeres víctimas respecto al de hombres, ratio donde sobresalen Andalucía, Aragón, Cantabria y Murcia. Las menores diferencias se registran en La Rioja y País Vasco.

El análisis de estos datos revela que la violencia de género presenta una incidencia 6,7 veces más alta que la doméstica sobre las mujeres. También, que el número total de víctimas de violencia doméstica exceda el de personas denunciadas, con una relación de 1,4 víctimas por cada denunciado. En ocasiones, parece que Europa no ha superado la alta Edad Media.


Deja un comentario