07
dic
Murcia.com

El 1 enero de 2018 se producirá la eliminación de la práctica totalidad del impuesto de sucesiones y donaciones en la Región de Murcia si, tal y como está previsto, el próximo 19 de diciembre se aprueban los presupuestos de la Comunidad Autónoma.

Tras la comparecencia de Andrés Carrillo, consejero de Hacienda, en la Asamblea Regional, Luis Fernández, diputado de Ciudadanos, ha manifestado que “la eliminación de este injusto impuesto figuraba en nuestro programa electoral y para nosotros es una satisfacción que se lleve a cabo porque se demuestra que desde la oposición también se puede hacer política útil. A partir del 1 de enero las familias no tendrán que pagar cantidades astronómicas para heredar de sus padres, lo que beneficiará a la economía de miles de murcianos”.

Con respecto a la deuda pública, Luis Fernández ha denunciado que este año ascenderá a unos 9.000 millones de euros, “o sea que cada murciano debe 6.000 por la deuda generada por el gobierno del Partido Popular en los últimos 10 años; si, además, le sumamos la deuda de los Ayuntamientos y el Gobierno central, el total de deuda por habitante asciende a 20.700 euros, según el informe presentado por Think Tank Civismo, una cantidad que nos parece inadmisible”.

“Esta deuda lastra significativamente nuestras posibilidades de crecimiento e inversión, frena las propuestas de nuevas infraestructuras y hace difícil cumplir con las demandas de los ciudadanos y, sobre todo, de los empresarios que son los verdaderos generadores de empleo y riqueza para la Región”, ha finalizado Fernández.