31
jul
Expansión

El Gobierno anuncia que la recesión se acerca a su fin

●  El INE confirma el cambio de tendencia en la economía con una caída de sólo el 0,1% del PIB

●  Los expertos también atisban el fin de la recesión pero piden mayor pulso reformista

Lo peor de la crisis ha quedado atrás. España está ante un “cambio de ciclo”. Así lo anunció ayer el Gobierno por boca del secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, después de que el Instituto Nacional de Estadística confirmara la moderación de la recesión hasta junio. El Producto Interior Bruto (PIB) ralentizó su caída entre abril y junio hasta el 0,1% intertrimestral, frente al 0,5% de los tres primeros meses del año, lo que podría confirmar el cambio de tendencia y el próximo fin de la recesión. Esta cifra podría incluso revisarse al alza, según avanzó el jefe de la Oficina Económica de La Moncloa, Álvaro Nadal. Los expertos avalan la tesis del Gobierno de que España saldrá de la recesión a final de año, pero se muestran cautos a la hora de valorar el dato y piden mantener el espíritu reformista.

 

DIAGNÓSTICO A LA ECONOMÍA

●  Jordi Gual, Economista Jefe de La Caixa.

●  Francisco Cabrillo, Catedrático de la Univ. Complutense de Madrid.

●  José Ramón Pin Arboledas, Profesor del IESE.

●  Sara de la Rica, Catedrática de la Universidad del País Vasco.

●  Pedro Schwartz, Catedrático “Rafael del Pino” en San Pablo CEU.

●  José Luis Martínez Campuzano, Estratega de Citi.

●  Santiago Carbó, Catedrático de la Bangor Business School.

●  Antonio García Pascual, Analista de Barclays.

 

LA RECESIÓN SE MODERA AL -0,1%/ El Ejecutivo avanza que este dato podría revisarse al alza y anticipa un “punto de inflexión”. Expertos consultados por EXPANSIÓN coinciden en que hay una nueva tendencia pero piden mantener el pulso reformista.

“Inminente fin de la recesión”, “cambio de ciclo”, “punto de inflexión. Éstas son algunas de las frases que pronunciaron ayer distintos miembros del Ejecutivo después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmara lo que avanzó el Banco de España la semana pasada: que la economía española está moderando su comportamiento recesivo, lo que podría confirmar un cambio de tendencia económica. Una visión optimista que comparte la mayoría de los expertos consultados por este diario –ver páginas 18 a 21–, aunque se muestran cautos a la hora de valorar el dato, a la espera de conocer su evolución.

El Producto Interior Bruto (PIB) ralentizó su caída entre abril y junio hasta el 0,1% en tasa intertrimestral, frente al 0,5% de los primeros tres meses del año. La caída interanual se sitúa en el 1,5%, una décima menos de lo que auguró el órgano supervisor en su último informe, el martes pasado.

 

Las frases

●  Según el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, “lo peor de la crisis ha quedado atrás”.
●  El jefe de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, afirma que se ha iniciado un proceso de crecimiento de aquí a final de año “que nadie niega”.
●  El ministro de Economía, Cristóbal Montoro, sostiene que “más pronto que tarde se llegará a la creación de empleo”.

El dato oficial que publicó ayer el INE constituye la primera prueba de la tesis que mantiene el Gobierno desde hace varias semanas: la economía española podría estar tocando fondo y el fin de la recesión estaría más cerca. De ahí que fueran varias las voces del Ejecutivo que ayer salieran a defender lo que hasta ahora venían argumentando sin datos de Contabilidad Nacional –exceptuando el Indicador Sintético de Actividad, que ya en junio advertía de que los brotes verdes están aquí, o el último dato de la EPA, que la semana pasada reveló un descenso en el número de parados por primera vez en dos años–

Según el Gobierno, la caída del 0,1% del PIB en el segundo trimestre “marca un cambio de ciclo, un punto de inflexión”, que ha dejado atrás “lo peor de la crisis”. Se trata de una “tendencia que se mantendrá en los próximos meses”, aseguró el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, en declaraciones a Onda Cero. Se producirá una recuperación “suave, pero sostenida en el tiempo”, vaticinó en línea con el último informe de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), que el lunes pasado advertía de esa misma realidad. 

 

Montoro señala que el “final de la  recesión está ahí” y se inicia un camino diferente

En esa línea se manifestó el director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, quien aseguró que la economía española ha terminado de caer y ha iniciado un proceso de crecimiento de aquí a final de año “que nadie niega”. La mano derecha del presidente del Gobierno para asuntos económicos fue incluso más allá al advertir de que podría darse una revisión al alza del dato que se conoció ayer. Señaló que para el año que viene las tasas de crecimiento son positivas, pero que ese cambio de tendencia podría haberse producido ya, incluso en el segundo trimestre, aunque aún no se refleje en los datos.

“Pero lo importante es la tendencia, que hemos terminado de caer y que empieza un proceso de crecimiento que nadie niega”, subrayó Nadal en Avilés, informa Efe.

Optimista se mostró también el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien aseguró que “el final de la recesión está ahí” y que, a partir de ahora, se va a afrontar “un camino diferente”, de recuperación de la actividad económica y de fortalecimiento del crecimiento económico, para llegar “más pronto que tarde a la creación de empleo”. A su juicio, hay “una mejora clara de todos los indicadores”, que es lo que “está marcando este verano” de 2013 y la razón por la que se puede ver con esperanza “la segunda parte del año, cuando podamos decir que la recesión ha acabado por fin en España”, añadió el ministro.

Que se confirmen estos vaticinios de los miembros del Ejecutivo es clave. Para que se cumpla la previsión oficial hecha por ellos mismos, que implica una caída del 1,3% en términos interanuales en el conjunto del año, la economía debe seguir una senda de recuperación. 

Hasta ahora, y teniendo en cuenta el dato que se conoció ayer, el PIB acumula ocho trimestres consecutivos de caídas, desde que entre julio y septiembre de 2011 registró un crecimiento del 0,0% (que fue negativo por centésimas).La crisis se acentuó el cuarto trimestre de aquel ejercicio hasta el 0,5%, se mantuvo en una caída del 0,4% los dos primeros trimestres de 2012 y un 0,3% en el tercero. El cuarto trimestre de 2012 fue el de mayor retroceso de la actual fase de recesión, un 0,8%. Y ya en los primeros tres meses de este año empezó a moderarse, al descender un 0,5%.

Aunque el fin de la recesión y la recuperación esté ahora más cerca, el patrón de la economía se mantiene: las exportaciones continúan siendo la tabla de salvación. De hecho, ayer el INE advertía de que el resultado de la Contabilidad Nacional se debe a una aportación negativa de la demanda nacional que es compensada parcialmente por la evolución positiva de la demanda externa. Y Jiménez Latorre atribuyó la menor caída del PIB a la corrección de desequilibrios como el déficit y la mejora de la competitividad.Pero habrá que esperar al próximo 29 de agosto para conocer el detalle del comportamiento de los componentes del PIB en este periodo. De cómo se comporte el consumo dependerá, en buena medida, que se cumplan o no los vaticinios del Gobierno.

 

Los 14 indicadores que avanzan la recuperación

En las últimas semanas hansido muchos los centros de estudios, economistas y altos cargos del Ejecutivo que han apostado por que la recuperación para final de año. Estos son los indicadores en los que se basan.

El número de parados cae por debajo de los 6 millones.

En la última EPA se registró la creación de 150.000 empleos. Fue la primera caída desestacionalizada del paro desde 2007 y la mejor cifra de descenso del paro desde hacía 13 años.

El PIB casi detiene su caída hasta el 0,1%.

Aunque el PIB sigue cayendo en tasa intertrimestral, lo hace mucho menos que en los dos trimestres previos (-0,8% y -0,5%, respectivamente), y el Gobierno espera crecimiento en el siguiente.

El PMI manufacturero vuelve a crecer.

La actividad industrial ya se ha estabilizado en España, según el dato de los gestores de compras de mayo (50 puntos), que supone un avance de 1,9 enteros respecto a abril y 1,5 frente a las expectativas del mercado.

El Índice de producción Industrial, en ascenso.

El ministro De Guindos se mostró satisfecho por el “perfil ascendente del IPI, que repuntó 3 décimas en mayo respecto al mes anterior, aunque sigue cayendo en tasa interanual.

Los índices de confianza apuntan al optimismo

El índice de confianza empresarial armonizado registra dos trimestres de mejora y el de sentimiento económico, el nivel más alto desde febrero de 2012.

El Indicador Sintético Adelantado, en positivo

El indicador sintético, que avanza el comportamiento de la economía, acumula dos trimestres ascendentes, el último con tasa positiva interanual.

Las perspectivas mejoran en la OCDE.

El indicador compuesto adelantado de actividad del club de los países desarrollados mejoró en abril por octavo mes consecutivo.

Los costes laborales se ajustan un 7% desde 2009. 

El mercado laboral está alcanzando el punto de equilibrio, con un ajuste de los costes laborales. Desde 2009 se ha recuperado un 7% de la productividad perdida y en 2012 cayeron los costesbrutos un 0,8% desde el año anterior, la primera caída de una serie histórica que empezó en el año 2000.

● Las exportaciones crecen un 8% en lo que va de año

El ritmo de avance en los 5 primeros meses de 2013 casi quintuplica al 1,7% del año anterior. Las ventas al exterior ya suponen el 33% del PIB, 10 puntos más que en 2009.

● La cuota de las exportaciones se mantiene.

España es el único país desarrollado que mantiene su parte del pastel en el comercio mundial, en torno al 2% del total. Además, las exportaciones fuera de la UE superan el 40% del total.

Superávit en la balanza por cuenta corriente

La economía española adquirirá una capacidad de financiación frente al exterior del 2% del PIB en 2013.

La inversión extranjera crece un 3,4% en 2012

El aumento contrasta con las caídas del 87% en Alemania, 35% en Francia y 40% en el conjunto de la Unión Europea.

Más adjudicaciones internacionales.

En 2012, las licitaciones de obras adjudicadas a empresas españolas crecieron un 54%, hasta los 50.000 millones de euros.

El endeudamiento privado cae en 30 puntos.

La deuda corporativa se reduce al 200% del PIB, frente al máximo de 2010.