18
mar
Azar Plus

La Fundación Civismo que, sin ánimo de lucro, lucha por la defensa de la libertad y el fortalecimiento de la sociedad civil, ha realizado un interesante artículo de investigación firmado por María Crespo, en el que, entre otras consideraciones, deja claro que algunas restricciones al consumo de ciertos bienes como el juego solo consiguen que surja un mercado negro, tal y como ha manifestado nuestro sector en numerosas ocasiones.

Igualmente, en el citado artículo de investigación textualmente se asegura que «no es tan clara la eficacia de los tributos si se pretende reducir el consumo de juego, pues al ser un bien de demanda inelástica, el usuario no disminuye el gasto en actividades lúdicas, mientras que el sector público consigue pingües beneficios derivados de estos impuestos».


    Luis María Martínez Garate
    ¿Se pueden considerar "el juego" o "las apuestas" como un bien? Las veo más como una lacra social que no se debería incentivar. Donde se instalan estas "casas" es normalmente en las zonas más desfavorecidas. Su existencia supone un estímulo al juego en lugar de al trabajo.
    Luis María Martínez Garate - 18 mar.RESPONDER

    Pablo Ruiz
    Si queremos una sociedad "mayor de edad" hay que dejar que los ciudadanos vivan en libertad. Y para que las decisiones se tomen en libertad basta con dar información suficiente y, por supuesto, ser mayor de edad. Todo lo demás supone intervención gratuita por parte del Estado o, lo que es peor, una manera torticera de "pasar por caja".
    Pablo Ruiz - 24 mar.RESPONDER

Deja un comentario