04
may
La Nueva España

El asturiano medio tributa 8.260 euros al año – Schwartz pide rebajar ayudas a la minería en lugar de subir impuestos

Por L.G.

Un asturiano que cobra el salario medio español (24.400 euros brutos anuales) dedicará al pago de impuestos en 2012 unos 8.260 euros, el equivalente al sueldo de 124 días, según una estimación elaborada por el colectivo Civismo, grupo de intelectuales de orientación ultraliberal del que es secretario el economista y político Pedro Schwartz. Este colectivo sostiene, entre otras tesis críticas con el sistema tributario, que la carga fiscal sobre los salarios es en España de las más altas entre los países desarrollados. Conforme a esas cuentas, el esfuerzo que realizan los asturianos es semejante a la media del país. La cúpula de Civismo presentó ayer los resultados de su iniciativa «Día de la liberación fiscal», un estudio anual que, siguiendo el patrón de otros que se realizan en países anglosajones, determina la fecha del año llegada la cual los ciudadanos habrían generado suficientes ingresos para cubrir sus obligaciones tributarias. Para un asturiano medio, lo que Civismo llama el «Día de la liberación fiscal» es hoy: los impuestos que pagará este año equivalen a los ingresos salariales que tuvo entre el 1 de enero y el 4 de mayo. El informe utiliza el siguiente perfil de contribuyente: un asalariado con 24.400 euros de sueldo bruto anual, con un hijo, piso en propiedad y coche y con un consumo moderado de carburante, alcohol y tabaco. Un individuo así tributa 8.260 euros en total por el IRPF, el IVA, los impuestos especiales, el IBI y la cotización a la Seguridad Social que corre por cuenta del trabajador. Asturias está en esa media de esfuerzo tributario, igual a las de otras siete comunidades autónomas. La carga más alta corresponde a los catalanes (128 días de salario) y la más baja, a los vascos (120 días). Según los autores, un ciudadano medio del País Vasco paga en impuestos 660 euros menos que si residiera en Asturias. La comunidad vasca, al igual que Navarra, disponen de un régimen fiscal singular (el foral), que faculta a sus instituciones a recaudar directamente tributos de ámbito estatal y les concede una mayor capacidad normativa que a las regiones de régimen común. La calculadora de Civismo viene a confirmar que los habitantes de los territorios forales tienen un trato privilegiado: un vasco paga 374 euros menos de IRPF que un asturiano. Pedro Schwartz presentó ayer los argumentos del «Día de la liberación fiscal» cargando además contra las últimas subidas de impuestos decididas por el Gobierno de Mariano Rajoy. «Hay otras fórmulas para rebajar el déficit al objetivo acordado con Bruselas sin cargarlo en los hombros de aquellos que crean riqueza», afirmó el economista. Schwartz, que años atrás ya pidió el cierre de Hunosa, propone «reducir las subvenciones a actividades deficitarias, como la minería del carbón o los aeropuertos subutilizados», en lugar de subir impuestos o aumentar las políticas de gasto público.