24
mar
Diario de Navarra

Los peatones giran la cabeza sin disimulo para observar al personaje que camina ataviado con una capa negra española y sombrero de época por la calle Monasterio de Alloz de Pamplona. Alguno incluso hace el gesto de frotarse los ojos. Tal vez su silueta le recuerde al drácula de Bram Stoker, pero la colorida pajarita que adorna su cuello una de lasmás de 160 que atesora en su guardarropa- no deja lugar a dudas: es Inocencio Arias. El afamado diplomático que se estrenó en laBolivia que mató al Che Guevara y que desde entonces ha trabajado para el Ministerio de Asuntos Exteriores en una sucesión de Gobiernos que abarcan desde la presidencia de Calvo Sotelo hasta la de Zapatero. Pero fue como representante ante Naciones Unidas cuando vivió el momento más complicado de su carrera con motivo del apoyo de España a laGuerra de Irak, fecha desde la que se tiene que tomar tres pastillas diarias para la tensión. Después, el Gobierno de Zapatero le reservó un discreto final de carrera en el consulado español en Los Ángeles, donde se jubiló en 2010. Hombre polifacético, autor de un par de libros y columnista habitual en Diario de Navarra, Arias fue también director general del Real Madrid entre los años 1993 y 1995. Esta semana ha viajado a Pamplona para participar en una conferencia organizada por el Think Tank Civismo en la que habló sobre las relaciones entre España y Estados Unidos.

Tras una intensa vida de diplomático ¿le han surgido ocupaciones o disfruta contando nubes?

¡No, yo no me dedico a contar nubes! (Sonríe con malicia) He encontrado otras tareas. La parte buena de estar jubilado es que eres dueño de tu tiempo y la parte mala es que has dejado de hacer algo para lo que tenías vocación, afán e interés.

¿La subida de tensión que le provocó la Guerra de Irak vino para quedarse?

Esta semana se han cumplido diez años de la Guerra de Irak y desde entonces, que fue cuando me pegó el subidón, tomo tres pastillas diarias. Hasta entonces mi tensión había sido siempre excelente.

¿Le queda tal vez algún remordimiento por su papel ante la Guerra de Irak?

Para mí ha sido la experiencia más traumática con diferencia. De lo más excitante, pero de lo más traumático y, en ocasiones, deprimente. Habría que tomar una perspectiva histórica para ver si aquella operación fue buena, mala, regular o pésima. Por otra parte, yo soy un funcionario que en aquel momento obedecía órdenes de un Gobierno democrático, como era el de Aznar. Y el Parlamento de la época aprobó el apoyo español a la Guerra de Irak, un apoyo que fue político y no militar, como algunos falsean.

Pero un apoyo que se fundó en la existencia de unas armas de destrucción masiva que nunca fueron encontradas.

El convencimiento en la época es que había armas de destrucción masiva. Ocurrió que Sadam Huseim las había destruido y no lo había confesado. La historia juzgará la bondad o maldad de aquella intervención. A corto plazo, los resultados no han sido buenos. Ahora bien, ante la guerra de Siria o la de Rwanda, igual de cruentas, los españoles no protestamos, lo que nos convierte en un país pacifista selectivo.

Mirando a 2013, usted ha llegado a afirmar que la democracia española le parece más corrupta que el régimen de Franco. ¿Lo dice sin matices?

Bueno, los hechos apuntan a que es más corrupta que el anterior régimen, aunque ahora, afortunadamente, las cosas salen a la superficie. La prensa es objetiva y no vacila en aflorar la porquería que hay, mientras que en la época de Franco eso era más complicado. Pero, independientemente de que la transparencia sea hoy mayor, creo que hemos llegado a cotas en las que todos los partidos tienen algo de lo que responder. Y preocupa que esa proliferación de casos haya llevado a que la gente piense que todos los políticos son corruptos, cuando no es así. Hoy, cualquier acusación es inmediatamente aceptada como buena, de modo que se ha invertido la carga de la prueba y ya no hay presunción de inocencia.

La desconfianza es grande. ¿Piensa que se llegará hasta el final en las investigaciones sobre la contabilidad del PP, los EREs de Andalucía, el caso Urdangarín…?

¡Debería llegarse hasta el final en todos los casos! Pero, así como pienso que hay una enorme alegría en acusar a la gente, al mismo tiempo, cuando se demuestra que los casos son verdad, casi todos se escapan impunes por prescripción de los delitos, porque se encuentra un truco procesal… La Ley debería ser severa y más rápidos los tribunales. Además del que trinca para sí mismo o para su partido, deberían ser castigados los que reparten y crean carguitos que no hacen falta y los que despilfarran.

Periodistas y jueces son los profesionales menos valorados. ¿Merecido?

Sobre los jueces no tengo elementos suficientes de valoración, aunque sí veo que la Justicia es lenta. Respecto a los periodistas mi experiencia es que no se merecen ese suspenso. Hay periodistas sesgados, tendenciosos, incluso imagino que corruptos. Pero, ¿en qué profesión no los hay? En general, el periodista cumple bien con su cometido. Está obligado a inquirir, investigar. Aunque eso moleste.

¿Le han llegado los ecos del escándalo por el cobro de dietas en sesiones dobles y triples por parte de políticos de UPN y PSN?

Sinceramente no estoy muy informado de ese asunto. Me he enterado aquí, al llegar a Pamplona, y no he tenido tiempo de entrar mucho en detalle. Pero si las dietas se han devuelto, se ha subsanado, en parte, el tema.

¿Cree que en política es suficiente con reconocer el error cuando uno es descubierto, aunque devuelva el dinero?

No debería valer totalmente, pero es un paso importante. Una persona que reconoce que ha metido la pata y devuelve algo a lo  que, en principio tenía derecho, aunque cantara un poco, realiza una subsanación en cierta medida de la falta.

La opinión pública pide una regeneración política en este país. ¿Por dónde se tiene que empezar?

Yo estoy a favor de las listas abiertas y de una disciplina menos rígida dentro de los partidos. En EEUU se van al otro extremo. Si Obama quiere aprobar una Ley sobre inmigración, ya sabe de entrada que un sector importante de su partido va a decir que no. Aquí, eso de que haya que votar borreguilmente a todo lo que dice el partido, en mi opinión,ahuyenta a muchos de la política.

¿Cómo nos ven desde fuera?

¡Mejor de como nos vemos nosotros!

¿No les asustan los niveles de corrupción?

No, no es lo peor que piensan de España. Hombre, ahora, en los últimos ocho y diez meses sí ha habido una catarata de artículos en la prensa extranjera,
sobre todo en la que cuenta, Financial Times,Wall Street Journal, New York Times, Le Monde…, en la que hablan de que en España ha habido una repetición inusitada de casos de corrupción. Pero yo diría que aún nos ven como un país serio y responsable. La corrupción no ayuda, pero más daña a nuestra imagen el tema catalán. Cuando hablo con diplomáticos acreditados en Madrid o con periodistas extranjeros que conozco, están inquietos por la viabilidad de España como nación. Es un tema al que le dedican mucho más tiempo que a otros.

¿Qué les preocupa?

Me dicen que un inversor que esté pensando en montar una fábrica se lo piensa hasta cuatro veces antes de hacerlo en Cataluña y dos si lo va a hacer en el resto de España, ya que un mercado de 44 millones de personas podría perder ocho de los de renta má salta.

Usted también ha alertado de que en EE UU se han cansado de pagar la factura los ‘gorrones’ europeos. ¿A qué se refiere?

En EEUU se oyen cada vezmás voces que se preguntan por qué EEUUtiene que ser eternamente no sólo el policía del mundo, sino el pagano. ¿Por qué tiene que vigilar, por ejemplo, el estrecho de Ormuzsi sólo el 20% del petróleo que consume como país procede de esa ruta mientras que el los países europeos alcanza el 85%? Con el déficit monumental que arrastran es normal que quieran revisar su gasto en Defensa. EEUU destina más de un 4% cuando sólo dos países europeos llegan al 2% y España apenas supera el 1%

¿Hay recortes en todas las carteras y quiere aumentar el gasto en Defensa?

Sí, ya lo conozco por experiencia: Defensa y Exteriores son siempre las dos más sacrificadas cuando hay que ajustar.

Toca diplomacia vaticana. ¿Había apostado por la elección del Papa Francisco?

Para nada. Yo le hubiese colocado en el puesto 14 ó 15. De los cardenales iberoamericanos hubiese apostado antes por el brasileño y el hondureño. Pero me ha sorprendido agradablemente la elección.

¿Qué lectura hace?

Los cardenales han querido cambiar la ruta con una persona que no sólo es humilde y quiere huir de la pompa y el oropel, sino que va a recalcar que la Iglesia tiene una obligación especial con los humildes. Como es normal, a este Papa le intentarán echar caca encima y ya han empezado a sacar a relucir que si tuvo un pasado vidrioso con la dictadura argentina, cosa que no está en absoluto probado. Encuentro, quizás, que es demasiado conservador en otras temas de acuerdo a sus pronunciamientos cuando era cardenal, como el papel de la mujer en la Iglesia y el matrimonio homosexual, sobre el que es normal que esté en contra, pero se ha pronunciado con demasiada rotundidad.

A un hombre tan viajado, ¿qué país le ha dejado más huella en su carrera profesional?

Bolivia fue un país muy interesante, un país muy atrasado en la época y todo un laboratorio. Yo estaba empezando y me comía el mundo. Llegué poco después de que mataran a Che Guevara y conocí literalmente a todos los que habían participado en la operación; desde los periodistas que habían cubierto la lucha contra la guerrilla, hasta el agente que lo liquidó. Recuerdo también a un coronel que había participado en la captura y quese jactaba de llevar el reloj del Che. El Che metió la pata. Era un hombre bien intencionado, pero con una veta un poco irreal. Bolivia no era el lugar para montarunfoco guerrillero, el Gobierno había repartido un año antes la tierra entre los campesinos y logísticamente actuó en una zona donde no podía subsistir sobre el terreno. Tenía que abastecerse en pueblitos de comida y de medicinas para su asma y la policía le seguía la pista. Al final, lo delató una campesina, una cabrera.

¿Cómo se las va a arreglar ahora el bolivarianismo sin Hugo Chávez?

A parte de que Hugo Chávez haya desaparecido y de que Maduro no tenga su carisma, hay que plantearse también si el castrismo está dando ono sus últimas boqueadas, porque Fidel está acabado y su hermano Raúl tiene también cerca de 80 años.Yeso altera el panorama tanto como la desaparición de Chávez. Ahora hay un posible heredero de Chávez, un hombre que parece revolucionariamente realista, o realistamente revolucionario, y que es el presidente de Ecuador, Rafael Correa. Su problema es que no dispone de los recursos económicos de Chávez. Y es que Chávez sin el petróleo habría pasado casi desapercibido.

¿Qué amenazas se deben tener hoy más en cuenta en el escenario internacional?

Hay varias amenazas potenciales. Unas obvias, otras con las que no hay que obsesionarse. Irán es un problema porque yo creo que va a tener la bombay el frente que se ha formado para que no lo consiga no es monolítico. Los iraníes están ganando tiempo y al final lavan a tener, lo que plantea un problema con Israel. Porque un Estado cuyo presidente, Ahmadineyad, ha dicho que Israel sobra del mapa… ¿se va a estar quieto Israel cuando Irán tenga la bomba? Corea del Norte plantea otro problema: no sólo tiene ya la bombanuclear, lo que podría lanzara Japón a la carrera militar, sino que si puede la exporta. Irán podría empujar a la carrera nuclear a Arabia Saudita y Turquía. El terrorismo es otro problema y tarde o temprano habrá otro atentado espectacular y gordo. Mientras haya terroristas suicidas es muy difícil parar todos los golpes.

¿Quién fue menos diplomático en su día, el Rey ordenando a Chávez callar o éste interrumpiendo a Zapatero?

Ninguno de los dos fue muy diplomático.El Rey se salió del código diplomático porque sólo puede hablar el que tiene el uso de la palabra o el que preside. Pero fue un pecado venial, porque Chávez se estaba saliendo
reiteradamente del código interrumpiendo a Zapatero. A ello se sumó el fallo de la presidenta, la chilena Bachelet, que debería haber quitado la palabra a Chávez.

¿Una anécdota comparado con la cacería de elefantes y lo de Urdangarín?

Lo del elefante ya está superado,pero lo del ‘elefante’ del yerno ha supuesto un antes y un después en la monarquía de don Juan Carlos. Ha socavado el prestigio de la monarquía. Porque que el Rey se vaya a cazar
elefantes en mi opinión es irrelevante. En ese momento fue un error, pero al lado de las cosas que ha hecho por España no debería opacar en exceso su imagen, que fuera del país sigue siendo muy buena.

¿Qué papel que juega la princesa Corina? ¿Lo suyo es diplomacia en la sombra?

A la señora Corina no le doy mayor importancia. Si el Rey ha tenido devaneos con ella será malo para la Reina, pero a mí eso no me preocupa como español excesivamente. Ahora, si esa señora ha intervenido para conseguir contratos para las empresas españolas yo la aplaudo.

En el epígrafe de uno de sus libros usted afirma que se acostó con Suárez y se despertó con Zapatero. ¿Cuál le dejó mejores sensaciones?

Claramente, Suárez. Por una razón muy sencilla, yo no les juzgo por la política interior, sino por la exterior. Y de los cinco presidentes, en política exterior el más flojo fue Zapatero. En primer lugar, porque era el menos preparado. Además, su voluntarismo y su adanismo le perjudicaba en las entrevistas que mantenía. Y por último, y más importante, no tenía afición, no le entusiasmaba la política exterior y no estaba  cómodo en las reuniones internacionales. Suárez, como Zapatero, tampoco sabía idiomas, pero le entusiasmaba la política
exterior. No saber idiomas es un hándicap, pero no es definitivo porquepara eso están los intérpretes.

¿La mayor metida de pata que recuerda?

Quizás la carta de un presidente africano felicitando al Rey en la que le decía: “sigue usted fielmente los pasos de su padre, el General Francisco Franco”. Aunque no fue menos grave que Carlos de Inglaterra y Lady Di pasaran la primera noche de bodas en un barco en Gibraltar. Eso protocolariamente es penoso. Como diría Humphrey Bogart en Casablanca, podían haber escogido cinco mil lugares del mundo y tenían que escoger precisamente el mío. Otra metedura de pata que afortunadamente se subsanó a tiempo fue cuando en la Conferencia del Medio Oriente, celebrada en el Palacio Real de Madrid, se colocaron las mesas de los países árabes delante de un cuadro en el que se aparecía Santiago matando moros.

¿Y qué tal lo hace Rajoy en el exterior?

Tiene un problema de comunicación, no es bueno que rehuya el contacto con la prensa. Pero en el extranjero piensan que es una persona seria y que no quiere camelar.

¿Cómo anda de diplomacia el fútbol?

¡Hay más cinismo que en la diplomacia! 

Benzemá, un jugador del Real Madrid, circulando a 216 km/h. ¡Vaya ejemplo!

Creo que está muy bien la sanción que le han impuesto. Es más, si le hubiesen multado con más dinero no me hubiera importado.

Y el Madrid… ¿otra vez campeón de Europa?

¡Dios Quiera!, pero aún el Barça está mejor.