28
jun
Navarra Confidencial

El think tank Civismo declaró anteayer el día de la liberación fiscal en España, presentando el tradicional estudio anual que realiza sobre este asunto. Es decir, que ayer fue el día en que dejamos de trabajar para pagar impuestos y empezamos a ganar los primeros eurillos para vicios privados tales como comer, pagar la luz, la hipoteca, la gasolina, el alquiler…

En el caso de los navarros, no obstante, es preciso contener la alegría hasta el 1 de julio, gracias a la herencia del bienamado cuatripartito.

Efectivamente, si dejamos de trabajar para pagar al gobierno el 1 de julio, eso significa que la mitad de nuestros ingresos se los lleva el estado. Sepa usted que el cálculo de Civismo toma como base el sueldo medio español, así que el que paga la mitad de sus ingresos al gobierno es usted, no los ricos y potentados como le han estado vendiendo. Y no, no es que usted pague la mitad de sus ingresos porque los ricos y potentados no pagan su parte, sino que tras freír a los ricos y potentados el gobierno está todavía muy lejos de poder pagar todo el gasto público, así que a continuación va a por el resto del mundo quitándole cada vez más dinero. En el caso del españolito medio, como decíamos, ya va por el 50% de sus ingresos y aumentando. He aquí el desglose de lo que todos pagamos, buena parte de ello, como las cotizaciones sociales, casi sin enterarnos. De lo que nos enteramos es de que cada vez nos llega para menos con nuestro sueldo.

La inflación, una subida de impuestos oculta

Hablando de que cada vez nos llega para menos con nuestro sueldo, una de las claves que apunta el informe de Civismo es que el gobierno suele evitar deflactar cada la año la inflación acumulada en los tramos del IRPF. De este modo, si por la inflación usted pasa de ganar 100 euros a ganar 102, usted es igual de rico porque aunque este año cobre 102 lo que antes compraba por 100 ahora le costará 102, o sea que se queda igual. Sin embargo, esos 2 euros que antes estaban en un tramo del IRPF ahora pasan al siguiente tramo pagando un tipo mayor.

Civismo alerta de que el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas contempla la deflactación de las tarifas del IRPF pero que, pese a este mandato legal, la Agencia Tributaria no ha aplicado estas correcciones desde 2008, salvo en el caso de las Haciendas Forales de Navarra y País Vasco. En este caso al menos los navarros podemos sentir un alivio, aunque lo que ganamos por un lado nos lo quitan con creces por otro. La inflación no deja de ser un impuesto “en la sombra” que, además, afecta de manera asimétrica y regresiva a los contribuyentes. Como las cotizaciones sociales, por cierto.

Sigan pidiendo aumentos en las pensiones sin cambiar el sistema

Como ya se ha mostrado, las cotizaciones sociales representan la mayor merma de nuestros ingresos ya sea la parte que pagamos nosotros, ya sea la parte que paga la empresa por nosotros en vez de pagarnos más sueldo. Así y todo, la creciente brecha entre lo que se ingresa por las cotizaciones y el coste de las pensiones se encuentra totalmente fuera de control. Es evidente que tenemos un grave problema con las pensiones y que los yayoflautas que exigen más pensiones no se dan cuenta a) de que ellos ahora mismo son unos privilegiados y b) que las pensiones salen de los salarios, por lo que a más pensiones menos salarios, da igual que nos quiten el dinero para pagarlas vía más cotizaciones o más impuestos.

No pagamos menos impuestos que los demás países

La comparativa con el resto de países de nuestro entorno viene a derribar el mito de que en España pagamos pocos impuestos. En realidad, considerando sólo las cotizaciones sociales y el IRPF, para una familia con dos hijos pagamos más que la media de la OCDE, pagamos más que países como Dinamarca, Reino Unido o Noruega y, con la excepción de Bélgica, no pagamos mucho menos que países mucho más ricos como Francia o Alemania. Recordemos que la presión fiscal es una cosa y el esfuerzo fiscal otra. Alguien que cobra 100 y paga el 40% hace un esfuerzo mucho mayor que alguien que cobra 200 y paga el 50%. Al primero le quedan 60 euros en el bolsillo y al segundo 100.

La deuda pública

El análisis dedica también un apartado al a evolución de la deuda pública, que se viene incrementando año tras año desde que estalló la crisis por la falta de estabilidad presupuestaria y el continuo recurso al déficit. Esto supone una carga significativa para las generaciones presentes y futuras.

Concretamente, Civismo cifra el coste de la deuda en 101 días más de retribución que irían a cumplir con el fisco, lo que retrasaría el Día de la Liberación Fiscal del 27 de junio al 6 de octubre: 280 jornadas de sueldo dedicadas a pagar a Hacienda. En consecuencia, concluye que la deuda “maquilla” el peso real de los impuestos, dilatando en el tiempo un pago equivalente a más de tres meses de salario. Situándose la deuda pública cerca del umbral del 100% del PIB, lo que representa aproximadamente 1,2 billones de euros, la deuda representa una carga de 61.618 euros por cada trabajador ocupado. Hablamos por tanto de 61.618 euros que habrá que pagar de un modo u otro en impuestos futuros, y es una cifra que sigue y sigue creciendo. En definitiva, feliz día de la liberación fiscal. A fin de cuentas, gracias al déficit público crónico, alégrese que hoy puede ser el día que menos dinero deba del resto de su vida.




Leave your comment


Other content about #Taxation