15
jul

En 2022, los españoles habrán trabajado, de media, un total de 193 días para cumplir sus diversas obligaciones ante Hacienda. Es decir, el Día de la Liberación Fiscal llega el 13 de julio, de modo que los contribuyentes de nuestro país dedican más de la mitad de sus ingresos a cumplir con los impuestos directos, los tributos indirectos y las cotizaciones sociales.

El informe, elaborado anualmente por la Fundación Civismo, pone de manifiesto que la presión fiscal que soportan las familias ha aumentado con fuerza entre 2021 y 2022, en línea con la tónica que se viene observando desde 2018, año en que Pedro Sánchez relegó a Mariano Rajoy y llegó a la presidencia del gobierno de España, moción de censura mediante.

Así queda de manifiesto en el siguiente gráfico, en el que se presenta la presión fiscal sobre las rentas familiares, expresada como porcentaje de la renta total. Como puede verse, este indicador ha pasado del 44% alcanzado en los años de gobierno de José María Aznar al 54% que casi hemos alcanzado con Pedro Sánchez al frente del Ejecutivo.

Tampoco hay buenas noticias en lo tocante al IVA y los Impuestos Especiales. Esta rúbrica ha venido creciendo de forma imparable desde los años 90, con la única salvedad de los peores años de la Gran Recesión y el Gran Confinamiento, cuyo impacto en cualquier caso fue claramente puntual y no impidió que estos gravámenes siguiesen generando cada vez más recursos.

Madrid y Cataluña, cara y cruz

Por comunidades autónomas, el Día de la Liberación Fiscal llega antes a Ceuta y Melilla y Murcia (9 de julio) o Madrid (11 de julio). Otras regiones con un buen resultado serían La Rioja, Andalucía, Castilla y León o Canarias, donde los contribuyentes dedican a Hacienda todo lo que ganan desde el 1 de enero hasta el 11 de julio. En el promedio nacional (13 de julio) aparecen Galicia y Extremadura, mientras que los resultados son peores en Asturias (15 de julio), Navarra y Baleares (16 de julio), Castilla-La Mancha o Comunidad Valenciana (17 de julio). Las regiones donde más pesan los impuestos serían Cantabria (18 de julio) y Cataluña (21 de julio).

Lasquetty se felicita

A lo largo de unas jornadas celebradas en Móstoles, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, ha recalcado que la política de impuestos bajos de la región “genera más crecimiento y, por esa vía, permite financiar nuevas y mejores infraestructuras y servicios básicos”. Lasquetty alertó del “hachazo fiscal” que pretende el gobierno de Pedro Sánchez y que se ha concretado con los nuevos impuestos a la banca o las compañías del sector energético.

El secretario general del PP de Madrid, Alfonso Serrano, también tomó la palabra durante el acto y destacó que “en la Comunidad de Madrid ya no hay impuestos propios”. En su opinión, “en España se pagan muchos impuestos, pero en Madrid los hemos bajado para tener un marco normativo acorde con Europa. Esa política fiscal, entre otras mejoras, nos ha situado a la cabeza del país en términos económicos. Madrid es locomotora económica nacional, somos la región más competitiva de España y una de las más competitivas de Europa, y eso nos da margen para seguir bajando impuestos”.


Leave your comment