16
sep
Actualidad Económica

El paro sigue representando la mayor preocupación de toda persona en edad laboral. En España, de acuerdo con el CIS, suele constituir nuestra principal inquietud. Si nos comparamos con el resto de Europa, nuestro país es la Cenicienta, situación a la que no ayuda tantos meses de Gobierno en funciones. Según las últimas cifras publicadas por Eurostat, la tasa de desempleo de los países miembros de la Unión Europea (UE) fue del 6,3% en julio de 2019; porcentaje que se ha mantenido estable en comparación con junio de este mismo año, y que se encuentra por debajo del 6,8% de julio de 2018. Esta tasa es la más baja que se ha registrado en la UE desde enero del año 2000.

Entre los estados miembros, las tasas más reducidas se han dado en la República Checa (2,1%) y Alemania (3,0%), mientras que las más altas se han situado en España (13,9%) e Italia (9,9%). Sin embargo, los 15,6 millones de parados que había en la UE en julio de 2019 han aumentado hasta los 27 millones respecto al mes anterior.

No obstante, el desempleo ha disminuido en 1,09 millones en julio de 2019 respecto a julio de 2018. En ese mes, la tasa de paro cayó en 25 países de la UE. Solo se incrementó en Luxemburgo (del 5,6% al 5,7%), Lituania (del 6,1% al 6,4%) y Suecia (del 6,3% al 6,8%). Las mayores reducciones se produjeron en Croacia (del 8,4% al 7,1%), Chipre (del 8,3% al 7,0%), Eslovaquia (del 6,5% al 5,3%) y España (del 15,0% al 13,9%).

Actualidad Económica

En cuanto al desempleo juvenil, en julio de este año se ha alcanzado la cifra de 3,2 millones de menores de 25 años afectados dentro de la UE. Así, la tasa de parados jóvenes se cifra en el 14,3%, ligeramente inferior a la del mismo mes del año pasado, cuando fue del 15%, gracias a una disminución de 167.000 personas en esa situación. Las tasas más bajas se lograron en Alemania (5,6%), Holanda (6,7%) y la República Checa (7,0%). En el otro extremo hallamos a los jóvenes de Grecia (con un 39,6% en el primer trimestre de 2019), España (32,1%) e Italia (28,9%).

Recientemente, nuestro Ministerio de Trabajo ha publicado el dato sobre el desempleo registrado durante agosto, con un aumento de 54.371 personas, lo que supone un 1,81% más respecto a julio. Se trata del peor dato para un mes de agosto de los últimos nueve años. Como cabía esperar, el sector más afectado es el de servicios, puesto que se pone fin a las contrataciones realizadas para el periodo veraniego. El segmento de población más perjudicado ha sido el de los menores de 25 años, con un incremento del 2,82%: un total de 6.182 jóvenes más sin trabajo, debido a que se trata del colectivo con una mayor proporción de contratos vinculados a la estación estival.

Desgraciadamente, este pavoroso desempleo provoca el éxodo de quienes tienen más oportunidades de marcharse: los jóvenes con talento, quienes, seguramente, serán muy bien acogidos en otros países de la UE que, con sus menores tasas de paro juvenil, sepan reconocer y aprovechar a la fuerza laboral más cualificada.


Leave your comment