17
mar
Civismo

Uno de los gestores de fondos ‘top 3’ del ranking Exter Survey de Thomson Reuters fue ayer el ‘gurú’ de las finanzas encargado de guiar al público en su conferencia Viaje a la libertad económica. Invitado por el think tank Civismo, Lacalle analizó la situación económica actual y apuntó que, uno de los problemas que ha generado la expansión salvaje de crédito, reside en la percepción generalizada de que el dinero es gratis: “El dinero no es gratis. La deuda no es un derecho. Las deudas siempre se pagan”.

En cuanto a las posibles políticas para superar la crisis, Lacalle desechó la idea de los gobiernos de apostar por un incremento del gasto público como vía para solucionar la crisis y criticó a aquellos que piensan que “no sólo no tenemos que pagar la deuda, sino que encima el crédito que nos den debe ser más barato”. “El crecimiento no viene de aumentar el gasto público y no se puede solucionar un problema de crédito con más crédito”, sentenció. Asimismo, en una comparación entre países desarrollados y emergentes, afirmó: “Nos hemos creído con el derecho de tener una deuda que no permitimos a países con muchos recursos naturales y un gran potencial de crecimiento. No tenemos ningún miramiento en denegarle ese derecho a países emergentes con una deuda del 40% sobre el PIB cuando nuestra deuda alcanza casi el 100% del PIB. Caemos en el error de pensar que por el hecho de que la prima de riesgo esté barata podemos endeudarnos más”.

Encaminados hacia el crecimiento
En referencia al contexto actual, Daniel Lacalle indicó que la economía española empieza a crecer y a salir de una crisis que anteriormente se había negado: “En España tenemos un problema de diagnóstico constante. El principio de la crisis hay que situarlo en el Debate del Estado de la Nación de 2007 en el que se concluyó que el problema era de ingresos”. Asimismo, apuntó a la burbuja inmobiliaria y la obra civil como las causas principales de dicha crisis. “Todo el mundo nos mira para comprobar si, tras una austeridad tan expansiva, España puede convertirse en un éxito, pero todavía estamos en la fase A de reconocer el problema, y quedan muchas fases”, declaró.

Para alcanzar ese éxito, el economista y gestor de fondos destacó la necesidad de atraer capital de una manera espectacular. “Todo el mundo ve a España como un país de oportunidades, pero también tiene tantas oportunidades como posibilidades de automutilarlas. Las soluciones mágicas no van a venir. Hay que potenciar el autoempleo, las pymes, olvidarse de las subvenciones, de alimentar el leviatán de un estado hipertrofiado… Una vez que tengamos claro todo esto, vamos a ver que funciona”, señaló Lacalle. “Tenemos que seguir el ejemplo de la familia, la entidad más solidaria del mundo: gastar menos de lo que se ingresa”.

Financiación de las CCAA y subvenciones
En el debate posterior a su exposición y preguntado por el recién publicado informe de los expertos sobre la Reforma Fiscal, Lacalle respondió: “La Comisión plantea una solución basada en una petición del Gobierno de aumentar los ingresos de los impuestos, pero el problema no es lo que hace la Comisión, el problema es que hay que cambiar la estructura económica”.

En referencia al modo más conveniente para vertebrar el Estado, indicó que ésta debe ser una decisión democrática de cada Estado pero que debe tener en cuenta la responsabilidad crediticia. “El derecho al déficit por comunidad lleva a la perversión. Si una CCAA se financia, también tiene que controlar sus ingresos, tener responsabilidad crediticia”.

Respecto a otros aspectos, Lacalle subrayó la inviabilidad de los sectores que necesitan subvenciones y la poca probabilidad de que aquellos que las tienen puedan pasar a ser rentables sin ellas. En esta línea, el ponente destacó que España cuenta con sectores que compiten muy bien a nivel internacional (turismo, servicios, seguridad, sanidad, ingeniería,…) y recalcó la necesidad de apostar por ellos para posibilitar un cambio de modelo estructural. Asimismo, negó que medidas como el reparto de trabajo ayuden a disminuir el paro.

Por último, recalcó la importancia de generar prosperidad para generar riqueza: “La desigualdad se reduce cuando aumenta la prosperidad, por lo que lo que interesa es que las clases bajas y medias florezcan”.

Imágenes de la conferencia
Vídeo de la conferencia ‘Viaje a la libertad económica’