27
abr
El Mundo

Una de las ventajas que tiene que los estadounidenses tengan bastante poco estilo es que tienden a ser muy poco pretenciosos. En el Metro de Washington uno se puede encontrar con senadores, y el otro día cruzando la Avenida Massachusetts a un señor calvo y con barba, con un jersey granate que le sentaba como un tiro, cruzando con el semáforo en rojo. Tenía todo el aspecto que tendría un administrativo del think tank Brookings Institution, o del Carnegie Endowment for International Peace, que comparten bloque. O del Peterson Institute for International Economics, o de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Johns Hopkins, que están al otro lado de la calle.

Pero no. Técnicamente, el Calvo del Jersey Horrible es Investigador Distinguido Residente de Brookings. Antes fue presidente de la Reserva Federal. Antes, profesor de Princeton. Un trabajo que combinó con el de miembro del Comité del Mercado Abierto de la Fed en la última época de Alan Greenspan, en la que ejerció de portavoz oficioso del banco central de EEUU. Vamos, que Bernanke nos ha sacado de la crisis, pero también fue uno de los que nos metió en ella.

El caso es que en Brookings, que es demócrata de centro, el republicano Bernanke, famoso por su pésima capacidad de comunicación en las distancias cortas (lo digo por experiencia), se ha lanzado a la blogosfera y a la tuitesfera. O como se diga.

O sea, que ha abierto un blog.Éste, por más señas. Estádedicado a “la economía, las finanzas y, a veces, al béisbol”. Y parece haberle cogido gusto. Cinco entradas en siete días. Claro que lo de los blogs es una carrera de fondo. De modo que no sorprende que haya ido bajando el pistón. Este trabajo cansa más de lo que parece, Ben, te lo digo yo. Y, como una cosa lleva a la otra, ha empezado a usar su cuenta en Twitter. Con apenas 11 ‘tuits’ ya lleva 35.200 seguidores.

Lo de que Bernanke se dedique-“ahora que soy civil”, como él dice-a escribir de béisbol no es nuevo, porque es un fan de ese deporte. Hace tres años y medio escribió un artículo de Opinión en The Wall Street Journalelogiando al equipo de Washington, los Nationals. Si un día le deja a su mujer colgar un post, nos puede hablar de la versión flamenca de Carmende Carlos Saura que, según tengo entendido, le encanta.

¿Qué dice Bernanke en su blog? Léalo usted mismo. Pero algunas cosas son curiosas. Por ejemplo, en su primera entrada sostiene que los tipos de interés a largo plazo son fijados por el mercado. Eso es llamativo viniendo de quien viene: el hombre que dirigió la expansión del balance de la Fed de un billón de dólares a 4,3 billones debido en buena medida a que hizo que el banco central comprara masivamente bonos (aún lo sigue haciendo, ya que reinvierte el principal que saca cuando maduran esos activos).

Y ¿para que compraba la Fed los bonos? Para mantener los tipos a largo bajos. Así lo explica en este artículo de Opinión publicado el 4 de noviembre de 2010 en The Washington Post el entonces presidente de la Reserva Federal. Un tal Ben Shalom Bernanke.  

La otra característica del blog de Bernnake es típica de bloguero y tuitero: ha sido empezar y meterse en una bronca. En este caso, con el hombre que estuvo a punto de sucederle en la ‘Fed’, Larry Summers. La idea sobre la que ambos han discutido es la del ‘estancamiento secular’ (‘secular stagnation’).

Es un concepto que viene de los años treinta, y que dice, básicamente, que el efecto de la crisis financiera (que tienden a dañar el crecimiento durante más tiempo que las recesiones normales) más la ‘trampa de liquidez’-el dinero que se ha inyectado en la economía no se traduce en créditos-y la caída de la natalidad nos condenan a un futuro de crecimiento bajo y alto paro. Vamos, algo que los españoles sabemos bien. Y que, según Bernanke, no es cierto.

Y Bernanke, como buen bloguero, no podía dejar de hacer algo clave en toda disputa online: mentar a la familia de su contrincante. Claro que en este caso la persona citada es el Nobel de Economía Paul Samuelson, que fue su profesor en el MIT, la fábrica de banqueros centrales del mundo (Summers tiene dos tíos Nobel: Samuelson, por parte de padre. Y Kenneth Arrow, por parte de madre). A su vez, el post ha sido replicado  por Summers, como no podía ser menos, con el argumento de “mi amigo Bernanke, en su excelente blog, no dice más que una serie de tonterías”. Pero en fino, claro.  

Probablemente el mejor resumen del debate sea este artículo de Clive Crook-que esta semana ha estado dirigiendo un programa del Aspen Institute España en Ronda-en Bloomberg View: el estancamiento seculatr no parece que tenga demasiada base. Pero… quién sabe.Por de pronto, Bernanke se ha estrenado de bloguero. Y de tuitero.

Es difícil que torres más altas caigan.


Deja un comentario