19
ene
Diario de Navarra

   

Belén Romana García (1965), secretaria general del Círculo de Empresarios, desmontó en Pamplona alguna de las ideas que se han instalado en la opinión pública a raíz de la crisis económica. Esta economista, miembro de diferentes consejos de administración, como AGEAS, Acerinox, Banesto, y que ha sido, entre otros cargos, directora general del Tesoro, miembro del consejo de gobierno del Banco de España o miembro del consejo de la CNMV, estuvo el pasado martes en Pamplona, invitada por el think tank Civismo para ofrecer una conferencia ante directivos navarros y empresarios.

Por María Luz Vicondoa

Romana afirmó que no entiende la crítica que se hace al sistema financiero por no ofrecer créditos porque, en su opinión, bancos y cajas siguen prestando dinero. Hay un problema con la demanda. Hay muchas empresas que como su situación es peor que la de hace unos años, no puede endeudarse ni en la misma cantidad ni en las mismas cantidades, dijo. Y para demostrarlo añadió que la tasa de denegaciones de crédito no ha variado en absoluto. No se niega más crédito, igual es que se pide menos, comentó. A lo largo de su intervención y por las preguntas que discurrieron después de su conferencia, también estuvieron presentes las agencias de calificaciónde rating. Ante las voces críticas hacia estas agencias y su credibilidad, en un momento en el que emiten calificaciones negativas, Belén Romana, preguntada sobre su utilidad señaló: El problema es que, aunque se equivoquen, no tenemos alternativa. Al mismo tiempo, se mostró contraria a la Tasa Tobin, para cargar las transacciones financieras. Señaló que, además de que Tobin renegó del nombre, aplicar este carga es muy difícil. ¿Quién será el agente internacional que imponga la recaudación y reparta la tasa? Al final, es un problema de ejecución, añadió.

Europeísta convencida

Defensora de los eurobonos, se definió como una europeísta convencida. La Unión Monetaria tiene que definir cuáles son las reglas del juego y España tiene que intentar estar en primera fila ante la reforma del euro. Sea como sea, a España le conviene estar en el euro, su pertenencia nos ha dado parte de los que somos, aunque ahora esté en una fase crítica. Hay que hacer esfuerzos para seguir en el euro. España tiene que recuperar la relevante situación internacional que ha tenido y tenemos que hacer prevalecer nuestra situación, pero para eso hay que ser ejemplares, comentó ante la audiencia. Otro de los temas que se planteó fue el de la subida de impuestos del actual gobierno de Mariano Rajoy. Si es necesario subir más los impuestos dependerá de lo que hagan los ingresos. Si el Gobierno hace lo que tiene que hacer, tendrá que tomar medidas durísimas; algunas de ellas ya han empezado, aseguró. Y, en ese caso, si hacemos lo que tenemos que hacer, no doy una fecha pero la segunda parte de 2012 será diferente, se atrevió a aventurar. Además, tuvo respuesta a la pregunta de qué hay que hacer para crecer. No es complicada la contestación. Hay que hacer los deberes: una reforma laboral, presupuestaria y financiera. España ha sido capaz de superar crisis más profundas que ésta, dijo lanzando algo de luz en un panorama más bien pesimista. Es que si tengo una enfermedad me gustaría que me hicieran un buen diagnóstico lo primero, argumentó. En esta línea, destacó cómo uno de los factores que hacen que la crisis en España sea diferente es el mercado de trabajo. La tasa de paro es preocupante, propia de los países muy en desarrollo. En la primaveraárabe se hablaba de tasas de paro juvenil que en algunas zonas de España se ha superado. En esto somos únicos en el mundo y merece una reflexión. El problema añadido es que, cuando el paro es elevado y de larga duración, provoca que una parte de la población sea expulsada del mercado, afirmó la economista.